La Crónica de Hoy | ¿Vacuna AH1N1 origina Síndrome de Guillain-Barré?

Más Notas de este Especial
¿Vacuna AH1N1 origina Síndrome de Guillain-Barré?
Bertha Sola | Bienestar | Fecha: 2010-02-17 | Hora de creación: 00:55:53 | Ultima modificación: 00:55:53

La vacunación es la principal medida preventiva para evitar contraer cualquier enfermedad. Actualmente, en México, se ha establecido una fuerte campaña de vacunación de la Influenza AH1N1. Se conoce, que dicha vacuna no causa mayor reacción que una posible calentura o enrojecimiento en la zona donde se aplicó, sin correr mayor riesgo.

En los últimos días, se ha comentado en diversos medios de comunicación, que ante la aplicación de la vacuna AH1N1 han aparecido reacciones secundarias altamente graves como el “Síndrome de Guillain Barré”. Esto ha causado temor entre la población y una mayor resistencia a vacunarse, pero ¿esto es verdad?.

El Síndrome de Guillain Barre es una afección del sistema nervioso periférico y generalmente no origina daño ni el cerebro ni en médula espinal, es decir, hay un trastorno neurológico en el que el sistema inmunológico del cuerpo que ataca a una parte del sistema nervioso periférico. El trastorno puede desarrollarse a lo largo de unos días o puede tardar hasta varias semanas.

Se origina por una respuesta autoinmune a agentes infecciosos o vacunas que son mal dirigidos al tejido nervioso del individuo. Cabe resaltar, que se determina síndrome a la condición médica que se caracteriza por un conjunto de síntomas (lo que siente el paciente) y señales (lo que el médico puede observar o medir), las cuales pueden confundir.

Los síntomas mas visibles de este síndrome son la pérdida de fuerza en las piernas y, posteriormente, en los brazos, cuello y cara. Esto ocurre porque los músculos pierden su capacidad de responder a las órdenes del encéfalo, por tanto, recibe menos señales sensoriales del resto del cuerpo. El resultado es la incapacidad de sentir calor, dolor y otras sensaciones. Los músculos no se pueden utilizar en absoluto, perdiendo total coordinación. El paciente se queda casi paralizado, puede tener dificultar para respirar y problemas con su presión sanguínea y el pulso. Algunos síntomas adicionales pueden ser: visión borrosa, torpeza y caídas, dificultad para mover los músculos de la cara y contracciones musculares y arritmia cardiaca.

La mayoría de los pacientes del Síndrome de Guillain Barré logra recuperarse. No hay una cura específica. Sin embargo, hay tratamientos que reducen la gravedad de los síntomas y aceleran la recuperación de los pacientes. El tratamiento puede ser por medio de terapia con altas dosis de inmunoglobulina, que consiste en la administración intravenosa de proteínas para atacar a los organismos invasores. Otras alternativas pueden ser: terapia hormonal, fisioterapia para aumentar la flexibilidad y la fuerza de los músculos y plasmaféresis; este ultimo, es un proceso en el que se extrae sangre entera del cuerpo, se separan del plasma los glóbulos rojos y los glóbulos blancos y después se devuelven éstos al cuerpo.

La parte más crítica del tratamiento consiste en mantener el cuerpo del paciente funcionando durante la recuperación del sistema nervioso. La recuperación puede tomar semanas o meses. La mayoría de las personas sobreviven y se recuperan por completo. Es importante señalar, que solo un 5% de los pacientes llegan a morir por esta causa.

El Doctor Miguel D´Urzo, miembro de la Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía, Cabeza y Cuello, A.C. (FESORMEX) comenta al respecto: “El Síndrome de Guillain Barré se puede presentar, con o sin vacuna.

La posibilidad de muerte como consecuencia de dicha enfermedad existe, pero no se ha comprobado que es responsabilidad exclusiva de la aplicación de la vacuna AH1N1. Mucho de los comentarios de los medios son totalmente infundados y amarillistas. Lo que si se conoce es que el sistema inmunológico del cuerpo puede llegar a no reconocer la vacuna y originar una reacción, no la muerte. Puede presentarse un poco de calentura y malestar en el cuerpo, pero nunca de alto riesgo. Así que no hay pretexto para no vacunarse y sí muchos motivos para hacerlo, ya que previene una enfermedad que es muy contagiosa y puede ser mortal”.

Hasta el día de hoy, no existe cura conocida para el Síndrome de Guillain-Barré, no por ello, es considerada una enfermedad mortal. Gracias a la ciencia, ya exciten numerosos tratamientos para reducir síntomas y mejorar condición física del paciente. Por tanto, FESORMEX exhorta a la población a vacunarse y no tener miedo de dicho padecimiento. El Síndrome de Guillain Barré aparece con o sin vacuna; esta enfermedad puede aparecer en cualquier momento y no por causa exclusiva de la vacuna AH1N1. Sin miedo alguno, vacúnate. Evita el contagio y cuida tu salud

 

Artículos de interés


  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems