Opinión


Adultos en plenitud

Adultos en plenitud | La Crónica de Hoy

Cuando con la edad se obtiene madurez y sabiduría, nos damos cuenta   de que la actitud amorosa y  positiva con que enfrentamos los problemas  es lo que nos brinda  serenidad y felicidad.

Debemos agradecer el haber llegado hasta esta edad, sabiendo que muchos otros no lo lograron, sobretodo sí contamos con salud. Reconocer todo lo que hacemos y tenemos, en lugar de estarnos quejando de lo que carecemos, o de lo que nos vemos impedidos de realizar. Dado que envejecer es un proceso inevitable, aceptemos con alegría los cambios de nuestro cuerpo y mente, que son los que nos brindan alegría, tolerancia y amor.

Conozco personas que son más felices ahora en la edad adulta que  en su juventud, porque han cobrado conciencia  de lo relativas que han sido todas las situaciones que han vivido, y reconocen que esta es simplemente otra etapa de la vida. En esta condición la persona se siente liberada y no se preocupa en pensar cuánto va a vivir, sino se dedica  simplemente a ser feliz. La gente mayor que enfrenta todo con alegría se convierte en un gran maestro para todos los demás.

Las personas mayores siempre deben permanecer activas, hacer ejercicio con moderación ayuda a que su dicha se mantenga y les da la fuerza física necesaria para ser menos  dependientes de los demás. El ejercicio  ayuda a la memoria y a evitar el Alzheimer. Hoy en día es lo que recomiendan más los médicos, casi como un medicamento.

El ejercicio retarda el proceso de envejecimiento. Cada vez que lo haces te estás ahorrando una visita médica.

La gente mayor debe trabajar según sus fuerzas, siempre con actitud creativa. A propósito, todos los países como ocurre en nuestro país, deberían apoyar económicamente y con servicios a las personas mayores, pues éstas han colaborado al pleno desarrollo de la sociedad.

En cuanto al éxito, no hay edad para triunfar. Muchas veces pensamos que sólo los jóvenes pueden lograrlo, pero la verdad es que muchos grandes estadistas, empresarios, músicos, escritores o artistas han  logrado los triunfos mas plenos en la edad madura, aplicando la experiencia de múltiples  aciertos pasados y evitando repetir los errores que han atravesado. La experiencia es un valor que jamás debe menospreciarse.

Las personas adultas  se preocupan mas por sus interioridad, y se vuelven más auténticos en la búsqueda  de su felicidad, pues se dan cuenta que todo habrá de quedarse cuando ellos partan.

Por el contrario las personas adultas que nunca se han preocupado por su interioridad, normalmente devienen en  personas amargadas y resentidas cuando llegan a la vejez.

La belleza en la edad adulta se transforma, pero no desaparece. Aparecen cambios en nosotros que nunca imaginamos, tanto física (achaques) como mentalmente (olvidos) pero si este puente lo cruzamos con alegría, no tendremos  tiempo de decepcionarnos  ni de lamentarnos ante cualquier tropiezo.

Recordar siempre que nuestro espíritu es atemporal y no envejece nunca.

 

Mail: corzoalma17@yahoo.com

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: