Opinión


Candidaturas ciudadanas, la vía

Candidaturas ciudadanas, la vía | La Crónica de Hoy

A menos de un año de que se renueve el Congreso de la Unión en el país y varias gubernaturas, alcaldías y congresos locales en algunos estados de la república, todos los partidos se preparan para lo que llaman la madre de todas las batallas, debido a que se definirá en buena medida la consolidación o el fracaso de la 4T.

El partido en el gobierno MORENA, junto con sus aliados PT y Verde tienen la misión de lograr mayoría en la cámara de diputados y la oposición, por un lado, el PRI y por otro el bloque PAN, MC y PRD, tendrán que conseguir arrebatarle esa mayoría al partido en el gobierno.

El presidente López Obrador, a pesar de la pandemia y la brutal crisis económica que estamos padeciendo y que amenaza con encrudecerse más, sigue teniendo niveles bastante aceptables de popularidad, pero no se puede decir lo mismo del partido en el poder, donde sus luchas internas los están desmoronando, y las tribus del partido están convirtiendo en una guerra de guerrillas su cambio de presidente en el partido con el consecuente desgaste que esto genera.

Por otra parte, se encuentran los diputados federales, locales y alcaldes emanados de ese partido, que no obstante traer unos niveles de aceptación bastante negativos, sueñan con reelegirse, cuando el propio presidente en más de una ocasión se ha opuesto a esta situación. Hay que recordar el lema de la revolución mexicana que está impreso en todos los papeles oficiales “Sufragio efectivo NO reelección”.

En esta coyuntura surgen los candidatos ciudadanos, apoyados por la coalición, donde se lograría la reconciliación de la 4T con la llamada sociedad civil, y daría muestras de apertura del partido en el gobierno.

Si en verdad quieren conservar la mayoría en la próxima legislatura, la estrategia debe estar enfocada en varios ejes: el primero sería “no a la reelección de alcaldes emanados de Morena salvo algunas excepciones”, ante el desgaste de este partido se le tiene que dar más juego y abrirles más espacios a sus aliados -llámese PT y Verde- que sí se han estado abriendo a la sociedad civil, arropando a profesionistas y pequeños y medianos empresarios, en los estados donde tienen gobernador.

Se tiene que buscar una fórmula donde si bien, no se asignen todas las posiciones al gobernador, tampoco se le puede marginar del proceso porque ello llevaría sin duda a la derrota, la fórmula que por varias décadas le funciono a la perfección al PRI y que lo consolidó como partido hegemónico en México, al grado que Mario Vargas Llosa llego a denominar “la dictadura perfecta”.

Esta fórmula consistía en que, en las elecciones, los diputados federales eran del presidente, los diputados locales del gobernador y los presidentes municipales de la sociedad, con esto todo mundo quedaba contento, y así funciono el sistema por 70 años.

Es parte de la mentalidad y cultura de la gente, cuando el presidente o el gobernador juegan al “toma todo”, invariablemente se conduce a la derrota.

Casi siempre es en las elecciones intermedias, donde el gobernante se encuentra en su clímax de poder y la soberbia y arrogancia están a todo lo que da y donde ya se despidieron a los colaboradores inteligentes, que daban sus puntos de vista, no siempre en concordancia con el poder.

Es en estos momentos donde solo sobrevivieron los serviles que a todo dicen la famosa y célebre frase “Si Señor”, después de esto invariablemente comienza la caída y el tamaño del golpe va directamente proporcional al tamaño de la soberbia del gobernante.

Por otro lado, está la oposición, a la cual veo desarticulada y sin un discurso coherente, que los unifique para ellos también les daría el mismo consejo, las candidaturas ciudadanas, la gente ya está cansada de que se reciclen siempre a los mismos, quieren caras nuevas, frescas y diferentes.

Las benditas redes sociales y los jóvenes, vinieron a revolucionar el sistema político nacional, lo más chistoso de todo es que los únicos que no se han dado cuenta del cambio son los políticos.

Por último, recomendaría que la batería pesada de todos los partidos, es decir la gente con experiencia parlamentaria, vaya en los primeros lugares de sus listas plurinominales y no los amigos de siempre.

México va a necesitar a sus mejores hombres, en la próxima legislatura, donde se debe prever que ningún partido logre la mayoría simple y entonces tendrán que venir los acuerdos y la real política, donde se necesitan forzosamente hombres con visión de estado para conseguir llegar a acuerdos en beneficio de la patria.

 

EL RINCÓN DEL YAYO

En esta ocasión quisiera recomendarles un restaurante en Acapulco, sin duda uno de los mejores puertos del mundo, me refiero al famoso “Shu” de comida japonesa ubicado en la Isla, el centro comercial más famoso de la ciudad. Sin lugar a dudas es un sitio muy bonito, en cuanto a decoración se refiere.

Empezamos pidiendo una cerveza Saporo muy típica de japón, en lo que nos traen las entradas, consistentes en unos edamames acompañados de los dragones, que son unos sushis deliciosos, pedimos mesa de tepanyaki para ordenar los famosísimos tacos de rib eye, acompañados de un yakimeshi con almejas.

Llevaba mi vino Pichón Crianza 2016 que por cierto nos salió buenísimo, de la región de Rioja Alavesa, el capitán amablemente nos permitió descorcharlo sin ningún costo, atención que agradezco.

A pesar de la pandemia me encontré a muchos amigos, quienes huyeron de la CDMX para irse a refugiar al puerto, en lo que pasa esta situación insólita no solo de México sino de todo el mundo.

En fin, para finalizar no dejen de pedir de postre la tapioca, algo fuera de serie y el típico y tradicional Sake, después de tanto tiempo encerrados era justo y necesario un break, para tomar aire y preparase para lo que viene es cuánto.

 

Twitter: @yayocasas

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -