Bienestar


Conserve los dientes y tenga un excelente tono muscular: visite los rayitos del Sol

La D es una vitamina esencial que debemos tener para contar con un cuerpo saludable. Es fácil acceder a ella, aunque requiere luminosidad solar para activarse. Increíblemente se han detectado niveles bajos en una buena parte de la población mexicana

Conserve los dientes y tenga un excelente tono muscular: visite los rayitos del Sol | La Crónica de Hoy

Hay acceso a una vitamina de especial importancia para el cuerpo humano, que está a disposición de todo el mundo de manera gratuita, lo único que se requiere es constancia y no tenerle miedo a su llave: el Sol.  

La vitamina D estimula la fácil absorción del calcio en los huesos y también es útil para diversos procesos biológicos. Mantener el tono muscular, reforzar el sistema inmunitario, conservar los dientes y favorecer el metabolismo del fósforo, están entre sus beneficios. 

Por ello, aún en tiempos de pandemia por la COVID-19 y del confinamiento en el que miles de personas aún se encuentran, las personas no necesitan salir a la calle, basta con permanecer al menos 15 minutos cerca de una ventana, aún en días nublados, el sol ahí está y el mejor horario es de las 10 a las 15 horas, señaló el doctor Manuel Mirassou Ortega, médico especialista en Medicina Interna y egresado del Hospital Juárez.  

Esta vitamina también estimula el crecimiento y desarrollo de los huesos en los niños, y en personas adultas, sobre todo mujeres postmenopáusicas; junto con el calcio, reduce la pérdida de mineralización ósea y previene la fractura de huesos. 

Mirassou Ortega, también miembro Fundador de la Asociación Mexicana de Metabolismo Óseo y Mineral (AMMOM), aclaró que la vitamina D, está alimentos como la yema del huevo o la leche “pero se necesitarían cantidades exorbitantes para obtener lo que el cuerpo necesita”. 

Refirió que en un estudio en población mexicana se encontró que 67 por ciento de la gente estudiada tenía niveles inadecuados de vitamina D. 

Ante ello, señaló que desde la edad temprana se debe procurar la adecuada exposición al sol, para evitar deficiencias de esta vitamina que en los infantes ocasiona raquitismo, así como una enorme cantidad de problemas, los cuales se pueden evitar con la exposición diaria al sol durante 15 minutos si se hace con el 30 por ciento de la superficie corporal expuesta al sol, es decir, no mangas, no pantalón, y con escote hablando de las mujeres y si no es posible hacerlo de esta manera, entonces el tiempo de exposición al sol hay que aumentarlo a 30 minutos, “esto es suficiente para que el cuerpo reciba la cantidad que requiere de esta vitamina”. 

En videoconferencia, el especialista señaló que la falta de exposición al sol ahora por la COVID, antes por horarios extenuantes de oficina con horas de entrada muy temprano y salida ya cuando el sol se ha metido, es una problemática a nivel mundial, cada vez más la gente se expone menos al sol, de tal suerte que lo más factible para muchas personas son tratamientos médicos, aunque estos para lograr una buena adherencia deben ser muy accesibles. 

Mencionó que en el país ya hay tratamientos de vitamina D3 (como Demus), de toma mensual, y cumple con los requerimientos que el organismo necesita, y aunque no recomendó la automedicación, ya que lo primero es averiguar la causa que esté originando en cada persona una deficiencia de esta vitamina, señaló que estos productos están prácticamente en todas las farmacias.  

“En México ya existe la presentación de capsulas de 100,000 unidades, la enorme ventaja es que se toma una vez al mes lo que permite un mayor apego al tratamiento, si no lo encuentran puede ser la de 1 capsula diaria”, indicó. 

En su oportunidad, el endocrinólogo Jorge Yamamoto, integrante de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología precisó que la falta de esta vitamina en los niños se manifiesta en raquitismo, que puede provocar fracturas óseas y desarrollo deficiente de los dientes. En los adultos causa osteomalacia, es decir huesos débiles, dolor óseo y debilidad muscular) y osteoporosis en personas mayores.  

Esta deficiencia también está asociada a mayor riesgo de infecciones del aparato respiratorio superior, enfermedades autoinmunes, alergias, problemas cardiovasculares e incluso mayor mortalidad. También se ha relacionado niveles más bajos de vitamina D con obesidad, diabetes tipo 2 y síndrome metabólico. 

En el sistema nervioso central, aclaró, tiene efectos de neuroprotección, al favorecer el ajuste de los nervios ante diversos cambios, se llama plasticidad neuronal “también mejora la capacidad de memorización, de aprendizaje, esto se ha visto que es un efecto que tiene potencialmente la vitamina D, además de aumentar la concentración. 

Comentarios:

Destacado:

+ -