Academia


Control de plagas sin daño a humanos, con aceite del árbol de Neem, investigación de Jorge Esquerre

Parece tener eficacia en más del 90 por ciento de las plagas. No mata los insectos —o, al menos, no inmediatamente—, en lugar de ello, sirve tanto de repelente, como para interrumpir su crecimiento y reproducción, explica

Control de plagas sin daño a humanos, con aceite del árbol de Neem, investigación de Jorge Esquerre | La Crónica de Hoy

Nacido en Perú, pero residente en México después de ganar un concurso internacional para realizar docencia e investigación la Universidad del Valle de México (UVM), Jorge Eduardo Esquerre Verástegui demostró en laboratorio que el compuesto llamado azadiractina, extraído del árbol de Neem (Azadirachta índica), es un pesticida botánico altamente eficiente que no afecta la salud de humanos.

“Parece tener eficacia en más del 90 por ciento de las plagas. No mata los insectos –o, al menos, no inmediatamente–, en lugar de ello, sirve tanto de repelente, como para interrumpir su crecimiento y reproducción. Investigaciones realizadas durante los últimos años, han demostrado que es el regulador y disuasor más potente, nunca ensayado. Repelerá o reducirá la alimentación de muchas especies de plagas de insectos, así como de algunos nematodos. De hecho, es tan potente que una mínima cantidad de azadiractina evita que los insectos incluso toquen las plantas”, comentó.

Con ese trabajo, Esquerre Verástegui logró el primer lugar del 11o Congreso Nacional de Investigación de la UVM. El vegetal que usó para sus estudios es originario de India, pero crece muy bien en clima tropicales como los de diferentes regiones de México. La investigación se realizó en la UVM Campus Querétaro donde se documentó el efecto del pesticida natural con varias especies, entre ellas pulgones, mosca blanca, escarabajos, orugas y gorgojos.

“No estamos hablando de que con este pesticida se rocíe la planta e inmediatamente los insectos caigan muertos. Primero se frena el crecimiento de su población y luego mueren”, explicó en entrevista para los lectores de Crónica el científico, profesor y padre de familia.

“A diferencia de los insecticidas sintéticos, los componentes del Neem actúan sobre el sistema hormonal de los insectos, no sobre el sistema nervioso o digestivo, y por lo tanto no originan el desarrollo de resistencia en las futuras generaciones. Estos componentes pertenecen a la clasificación general de productos naturales llamados “limonoides”, agregó.
El tratamiento natural permitiría eliminar el uso de cobre y sulfuro en parcelas, que contaminan suelos y agua.

ALIMENTACIÓN Y SALUD. Jorge Esquerre nació en el departamento de La Libertad, en Perú. Desde niño disfrutaba hacer experimentos sembrando plantas y colocándoles diferentes productos, lo que le llegó a provocar regaños. Cuando creció fue a vivir a Lima, con unos tíos, donde estudió la carrera de Ingeniería Química en la Universidad Nacional del Callao. Desde el primer semestre se destacó por su trabajo en laboratorio y prosiguió sus estudios de maestría en gestión ambiental en la Universidad César Vallejo y el doctorado en ingeniería, nuevamente en la Universidad Nacional del Callao.

“Llegué a México en 2015 después de un concurso internacional que organizó la UVM en el que participamos investigadores de 15 países. Fue un concurso con varias etapas eliminatorias y yo fui seleccionado como docente de Gestión Ambiental y Medio Ambiente para el Campus Querétaro”, detalla el científico que reside en este país con su esposa peruano-mexicana Juana Namay Quezada, sus hijos Richard y Katherine y un pequeño nieto llamado Anthony.

El doctor Esquerre Verástegui explica que las investigaciones sobre procesos agrícolas tienen que ver con el cuidado del suelo, de las planta, pero también del aire porque se reduce la emisión de muchos químicos contaminates y, a través de los alimentos, también beneficia a la salud.

“El lugar del que yo vengo es un departamento netamente agrícola, y yo visualicé el tema de los pesticidas porque está detrás de un número importante de intoxicaciones humanas. El control de plagas afecta a todo el ecosistema, no sólo a los seres humanos sino a mucha fauna y no debemos pasar por alto que muchos insectos se han vuelto resistentes. Aquí mismo en Querétaro yo he observado parcelas donde es necesario aplicar hasta cuatro veces pesticidas por la resistencia que han desarrollado algunas plagas”, indica el también doctor en ingeniería.

Las investigaciones con el árbol de Neem se han hecho en laboratorio pero Jorge Esquerre las considera como la punta de lanza de investigaciones más robustas que se pueden realizar con esta y otras especies vegetales de potencial químico para el control de plagas.

“Desde luego que esta es una investigación pertinente y aplicable porque lo que hace un insecticida común es matar lo que encuentra, pero el compuesto con el que estamos trabajando retarda el crecimiento de la larva para llegar a su etapa adulta y también inhibe su reproducción sexual. Esto hace que la plaga se vaya reduciendo gradualmente y evita desarrollar nuevas generaciones con resistencia.

Es decir, tiene una acción antialimentaria, reguladora de crecimiento e inhibe la oviposición”,detalló.

“Para mí este trabajo es una forma de darle al pueblo mexicano una pequeña retribución de lo que me ha dado. Esto también se suma a mi trabajo como profesor, son los jóvenes a quienes siempre invito a investigar pero también a proponer soluciones porque el mundo cada vez es más competitivo y se compite con personas de tu país y de otros países, por eso es muy importante dar siempre más de lo que se espera de nosotros”, concluyó.

Comentarios:

Destacado:

+ -