Opinión


El espíritu

El espíritu | La Crónica de Hoy

El conocimiento profundo que todos conocemos y guardamos en nuestro sub-consciente, no está circunscrito a ninguna religión, porque no está basado en los ritos creados por el hombre, no está en nuestro raciocinio ni en la preparación académica que tenemos, es única y exclusivamente espiritual y, por lo tanto, sólo a través del espíritu puede asimilarse. No es algo tangible, pues no percibe con los sentidos físicos, sino con los sentidos del alma.

El espíritu, es el ser intangible, ilimitado, perfecto y eterno que nos habita.  Está experimentando una vivencia corporal para aprender las lecciones que necesita para su ascenso, para su evolución. Es nuestro compañero eterno, al que muchas veces no hacemos caso y que, de tanto obviarlo, a menudo se nos olvida que existe.

Tener conciencia de que podemos ser espirituales cotidianamente, en medio de la vorágine de la vida, que no necesitamos un lugar o un momento especial para serlo, que sacralizar todas las vivencias por las que transitamos, hará que estemos en el camino de la felicidad.

Es sumamente importante ocuparnos de los temas trascendentes que nos intrigan a todos, como el amor real, que no está circunscrito a ninguna temporalidad. Hacer conciencia de nuestro libre albedrío, ese gran don que poseemos y de cómo lo ejercemos. También del enorme poder que tienen nuestros pensamientos conscientes o inconscientes en la manifestación de nuestros deseos. Observar con imparcialidad las emociones humanas, el cómo las procesamos y el cómo percibimos al mundo exterior por lo que cargamos interiormente.

Nadie es poseedor de la verdad absoluta como para tutelar a los otros, cada quien tiene su propio camino de autodescubrimiento, poseemos todas las respuestas, pero sólo las descubriremos si recorremos el sendero hacia adentro, ya que es la única forma en que se puede vivir hacia afuera con confianza y plenitud. La paz y la felicidad sólo se obtienen a través del espíritu.

El espíritu, si lo escuchamos, nos brinda herramientas prácticas, que, implementadas en nuestra vida, nos entregará resultados reales para auto-descubrirnos y auto-educarnos hacia la felicidad.

Si yo he logrado encontrar el camino viniendo de dónde vengo; una infancia llena de privaciones y falta de cariño, una adolescencia sin orientación ni recursos económicos, una juventud llena de sueños irrealizables; entonces, cualquiera puede, no hay límite de tiempo para este aprendizaje, puede durar toda la vida. Lo importante es estar en el camino y recorrer el trayecto con alegría. Recordemos que la habilidad de disfrutar la vida es la mayor cualidad del ser humano.

En la actualidad, donde a veces todo parece tan negativo, y que a menudo los héroes son los villanos, surge esta contrapropuesta como un canto de esperanza. Una invitación a revaluar y reivindicar el espíritu combativo de los millones de personas de bien que luchan con dignidad  a brazo partido por el bienestar y la felicidad de los suyos.

Siempre podemos decidir cómo enfrentar los sucesos por los que atravesamos en la vida, con ánimo y esperanza, o con derrotismo e infelicidad.

 

Mail: corzoalma17@yahoo.com

Comentarios:

Destacado: