Academia


En 30 años, podrían extinguirse los osos polares: Carla Santana

El deshielo en la Antártida y Groenlandia serán una de las causales, dice la investigadora mexicana. Desde hace 15 años, visita los polos para tomar fotografías y así tener un registro de la especie

En 30 años, podrían extinguirse  los osos polares: Carla Santana  | La Crónica de Hoy

Dos de las fotografías del acervo de Carla Santana.

En menos de 30 años podrían extinguirse los osos polares, la Antártida pierde seis veces más hielo que hace 40 años y Groenlandia pierde 287 gigatoneladas de hielo por año, lo cual equivale a 50 mil pirámides de Giza, son datos que menciona la investigadora mexicana Carla Santana Torres, pero ¿cómo hacer que esas cifras generan reflexiones entre las personas?

La solución que propone la experta en ciencias biomédicas por la UNAM es la fotografía. Crónica presenta una entrevista con la investigadora quien desde hace más de 15 años visita los polos para capturar con su lente los paisajes de la Antártida y el Ártico.

 “Tuve la oportunidad de ir a Canadá, a la zona de la Bahía de Hudson, en 2010, ahí fue la primera vez que tuve un encuentro con el oso polar y quedé maravillada. A partir de entonces decidí regresar varias veces, más que nada tratar de ser una embajadora de conservación, de conocer a estos animales y ecosistemas que son los que se encuentran en mayor peligro de desaparecer”, comenta.

-Tus fotografías no muestran la destrucción ambiental, sino paisajes estéticos, ¿por qué?

-Estoy preocupada. He sentido en los últimos años que el bombardeo negativo hacia los jóvenes es tan fuerte que, lejos de causar un impacto positivo para poder cambiar, causa desolación y que creamos que no hay nada que podamos hacer. No veo mucha proyección en la conservación, en demostrar lo que aún tenemos y podemos salvar.

 “Uso la fotografía para traer lo que está lejos, a lo que tal vez alguien no puede acceder. Mi lema es que si no conocemos, no podemos amar. Entonces, si logramos conocer un lugar, un hábitat, un ecosistema o una cadena de seres vivos que cohabitan a través de la belleza del arte y la fotografía, junto con la evidencia científica de que eso se puede perder, creamos más conciencia”, responde.

 Reflexionar en que aún podemos salvar ecosistemas es lo que le interesa a Carla Santana Torres, porque en su opinión, “la esperanza no se debe perder”.

 El hábitat de los osos polares es lejano para la mayoría de las personas, entonces la especialista crea con la fotografía ese acercamiento.

 “La imagen es la que nos dice que hay un deshielo, las imágenes satelitales demuestran que el casquete polar se reduce de tal manera que no alcanza el tamaño que debería tener en invierno”, advierte.

 El año pasado, añade la investigadora, Groenlandia sufrió en verano uno de los descongelamientos más grandes de la historia.

 “Es muy difícil poner una cifra con una realidad, muchas veces es la imagen la que nos deja claro el panorama. Ahora hay fotografías y videos de grandes ríos con grandes cascadas que salen de los icebergs que están en Groenlandia y en el Ártico porque el Ártico se está descongelando a una velocidad más rápida que la Antártida”, señaló.

 Santana Torres explica que la Antártida se sigue deshelando y este 2020 llegó a la cifra de 18 grados centígrados a principios de verano, lo cual es inaudito.

“Efectivamente entre 30 y 50 años. Si no hacemos algo hoy van a desaparecer los osos polares y en 100 años no vamos a tener los polos como los tenemos ahora, lo que llevará a un deterioro en el resto del mundo”, afirmó.

Para la bióloga, no toda es responsabilidad de los gobiernos “No sirve de nada hablar del problema si no hablamos de una solución o si no ponemos un granito de arena, el cambio está desde casa: usar menos el auto, no tener el aire todo el tiempo, consumir cosas locales y si no hay consumidor de hidrocarburos, no se venderá”.  

CONOCER A LOS OSOS. Fotografiar a los osos polares implica conocerlos, por ejemplo, Santana Torres explica que el pelo de estos mamíferos es transparente.

“No es blanco. El color que vemos es por la absorción y el reflejo del entorno en que están. Incluso, en ciertas épocas del año se ven más blanco y en otras más amarillos. El color amarillo lo adquieren un poco por su alimento, por las focas, de donde obtienen grasa y la cual le da una coloración diferente a su pelo”, destaca.

La investigadora comparte que no es difícil fotografiar a los osos en los últimos meses del año.

“Es común tener un acercamiento cuando los machos o hembras sin crías esperan a que el hielo se congele. Esto sucede más o menos en octubre, cada vez se tarda más y ése es el problema del cambio climático, antes uno tenía que ir las primeras semanas de octubre, e incluso septiembre, para verlos porque a finales de octubre se congelaba otra vez el mar, ahora es cada vez más tardío, incluso en noviembre uno puede ir a verlos”, narra.    

 

 

Comentarios:

Destacado:

+ -