Mundo


España registra 11 mil muertes más que en otros años desde julio, pero solo reporta 5 mil 400 por COVID

Según datos del Instituto Nacional de Estadística español, citados por el diario El País, la cifra de fallecidos por la pandemia durante la segunda ola podría ser el doble que la que figura en datos del gobierno

España registra 11 mil muertes más que en otros años desde julio, pero solo reporta 5 mil 400 por COVID | La Crónica de Hoy

Una enfermera atiende a un paciente en la unidad de cuidados intensivos del hospital Morales Meseguer de Murcia, España (EFE).

La cifra de fallecidos en España por la segunda ola podría ser de hasta más del doble de la que ha reportado el gobierno, según unas estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE) que recoge este sábado el diario El País.

Los datos del INE indican que desde este julio España ha registrado 11 mil mueres más de lo que ha sido habitual en otros años en el mismo período de tiempo.

Considerando que el único fenómeno anómalo en este 2020 es la pandemia de COVID-19, estos datos llevan a pensar que, lejos de otros fenómenos naturales, accidentes u olas de calor inusuales, este exceso de muertes son, en realidad, muertes por el nuevo coronavirus.

Oficialmente, el gobierno español ha reconocido 5 mil 400 muertos desde julio, cuando se puede considerar que inició la segunda ola de COVID-19, por lo que, si todas las 11 mil muertes que recoge el INE correspondieran, efectivamente, al SARS-CoV-2, la cifra real sería el doble de la oficial.

EXPLICACIONES Y DUDAS

El gobierno español, como hacen otros múltiples países, solo confirma muertes por COVID-19 cuando existe una prueba PCR que confirme el diagnóstico, lo que podría dejar muchas muertes fuera del conteo oficial, algo que por las mismas razones también ocurre en México.

Sin embargo, recuerda El País, esto, muertes por COVID no confirmadas por diagnóstico, si bien era muy frecuente en la primera ola en marzo, ahora no debería estar ocurriendo, ante el incremento de los esfuerzos del gobierno por realizar muchas más pruebas.

Por otra parte, explica de nuevo el periódico español, el sistema de seguimiento de datos que el gobierno puso en marcha para coordinarse con los gobiernos de las Comunidades Autónomas presenta problemas de consistencia en el caso de los ingresos hospitalarios. En este caso, indican, los datos de los hospitales son el doble de los que refleja el sistema. Podría ocurrir lo mismo con las muertes, pero no hay pruebas de ello.

NUEVAS RESTRICCIONES

Entre tanto, este sábado entraron en vigor nuevas restricciones en España, con un total de treinta municipios confinados en distintas regiones, entre ellos Madrid, además de otras medidas como el límite de aforos en bares y restaurantes.

La ciudad de Salamanca, con 140.000 habitantes, y con una gran tradición universitaria, está confinada desde este sábado, debido al aumento de casos de coronavirus, más de 500 por cada 100 mil habitantes, sobre todo entre jóvenes.

Otra ciudad con una amplia tradición universitaria, Granada (Andalucía) y su área metropolitana, también estrenó hoy restricciones excepcionales, que incluyen el cierre de bares a las 10 de la noche y un máximo de 6 personas por mesa.

En el País Vasco (norte), el gobierno regional aprobó hoy reducir a 50 por ciento el aforo en la hostelería y en eventos culturales y religiosos, además de adelantar el cierre en restaurantes y bares las 12 de la noche mientras que las reuniones no podrán superar las seis personas.

CRÍTIICAS DE ‘THE LANCET’ A ESPAÑA

Por si fuera poco, este sábado la prestigiosa revista médica The Lancet publicó un editorial en el que afirma que en España la pandemia de coronavirus ha "magnificado" las debilidades del sistema sanitario y ha revelado "las complejidades de las políticas que conforman el país".

La revista señala problemas como un débil sistema de vigilancia en el país, baja capacidad para hacer pruebas PCR, y falta de equipamiento para el personal sanitario y de equipos en cuidados intensivos.

Junto a esto, apunta a que la "polarización política y la gestión descentralizada de España" también "podrían haber obstaculizado" una rápida y eficaz respuesta sanitaria por parte de la salud pública.

La revista recuerda que en este último decenio de austeridad económica, España "redujo el personal sanitario y las capacidades de la salud pública y del sistema de salud, por lo que, los servicios de salud no cuentan con el personal ni los recursos necesarios”.

Comentarios:

Destacado:

+ -