Academia


“La dirección de Conacyt se ha dedicado sólo a atacar a los organismos autónomos"

Con la aparición de un libro, se da curso a un detallado relato de los problemas que los científicos y sus formas de organización están teniendo en la 4T

“La dirección de Conacyt se ha dedicado sólo a atacar a los organismos autónomos

Hace casi dos décadas, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) apoyó la creación del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) debido a la necesidad de tener un cuerpo colegiado que lo asesorara, un think thank, y que proporcionara, como organismo autónomo, una representación al sector científico, tecnológico y de innovación.

Actualmente, la nueva administración de Conacyt ha desconocido y dejado de financiar a este organismo, creado con la Ley de Ciencia y Tecnología de 2002; adicionalmente, ha lanzado una campaña de desprestigio. Como respuesta, excoordinadores del organismo han publicado el libro 18 años de historia, una memoria de su creación, desempeño y transparencia que busca aclarar los señalamientos de Conacyt, refiere José Franco, excoordinador del Foro e investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM.

“La dirección de Conacyt se ha dedicado no sólo a atacar a los organismos autónomos, como el FCCyT, sino además emprendió una campaña poco ética en contra; mentiras que es importante aclarar de manera precisa”, añade en entrevista el expresidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC). “Son 18 años de historia que demuestran no sólo la gran cantidad de proyectos que se desarrollaron, sino el impacto positivo en el amalgamamiento del sistema de ciencia, tecnología e innovación (CTI) que se ha construido lentamente en los últimos años”.

El libro, agregó, está dirigido a todo interesado en el tema e historiadores de ciencia, pero también a los diferentes grupos en el gobierno de México, legisladores, congresos locales y sectores de la Cuarta Transformación. “Lo que ha dicho Conacyt ha tenido impacto en algunos grupos de la 4T, pero no ha sido general, porque las mentiras caen por su propio peso”.

La publicación, apuntó, rememora el antecedente del FCCyT, el Foro Permanente (creado en 1999), puesto en marcha por Conacyt con colaboración de los sectores académicos. “Conacyt es una dependencia gubernamental y no necesariamente tiene expertos, sino personas que se dedican a hacer gestión y satisfacer elementos requeridos por aspectos de la ley, así como transferir recursos federales a la ciencia”. Por ello, se necesitaba un grupo asesor que permitiera visualizar iniciativas y dar asesorías, dijo Franco.

ASOCIACIÓN CIVIL. Para que el gobierno federal le proporcionara los recursos necesarios al Foro se le mandató constituirse como una asociación civil, argumento que ahora ha utilizado la actual administración de Conacyt para decir que se encuentra fuera de la ley, apuntó José Franco.

“Además ha inventado otras cosas como que es una organización privada [a la cual se le desviaron recursos federales], lo cual es falso. En el libro se presenta además el reglamento que establece este mandato y su definición explícita”.

Al no otorgar recursos al FCCyT y desconocerlo, Conacyt orilló a su cese de actividades, que dio origen a un litigio que no ha concluido. Mientras tanto, la institución federal erigió en su seno otro “Foro Consultivo”, que contraviene la ley de 2002 que le dio origen al FCCyT. “Armaron un foro a modo, que no tiene autonomía y del que no sabemos si recibe recursos o cómo opera”. 

La nueva Ley General de Ciencia y Tecnología, que debe promulgarse antes de que termine el año, establecerá o no la existencia de un organismo como el FCCyT, todo dependerá de la propuesta que se presente y aprueben los legisladores. Franco señala que ante el desconocimiento de la propuesta que elabora Conacyt, se tiene como único antecedente la iniciativa de la senadora de Morena Ana Lilia Rivera —sin vínculo con el sector— que desaparecía el organismo y centralizaba las funciones del área en Conacyt. 

“Si la iniciativa que se podrá sobre la mesa deriva de este antecedente habrá un rechazo fuerte”. El científico puntualizó que sin embargo la comunidad ha estado atenta y hay grupos particularmente activos. “La red ProCienciaMx elaboró una propuesta basada en la consulta de la comunidad —la cual fue abierta y de la que se conoce su contenido públicamente— y que fue enviada a Conacyt. No sabemos si le pondrán atención o no, como tampoco a las consultas que el mismo Consejo solicitó hacer al desaparecido foro en la Cámara de Diputados”.

Finalmente, José Franco enfatizó que aún con las diferencias que han existido en este sector de la política pública en la materia, los ex coordinadores del FCCyT están “en la mejor disposición de colaborar con el nuevo Foro por el bien del sistema del ciencia, tecnología e innovación”. Recordó adicionalmente, que la historia del FCCyT refleja su importancia y que país no puede prescindir del puente que tendió entre gobierno, academia e industria.

Hoy a las 12:00 horas, los excoordinadores del FCCyT presentarán el libro el libro 18 años de historia a través del canal de YouTube del Foro.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -