Escenario


Falleció el cineasta James Redford, hijo de Robert Redford, a los 58 años

Luto. Kyle Redford le dijo a "The Salt Lake Tribune" que su esposo murió de cáncer de vías biliares en el hígado

Falleció el cineasta James Redford, hijo de Robert Redford, a los 58 años | La Crónica de Hoy

Foto: Especial

James Redford, activista, cineasta y filántropo, ha muerto, confirmó este martes un representante de su padre, el actor y director Robert Redford. El más joven de los Redford tenía 58 años.

“El dolor es inconmensurable con la pérdida de un hijo. Jamie era un hijo, esposo y padre cariñoso”, decía una declaración proporcionada a CNN por la publicista de Robert Redford, Cindi Berger.

“Su legado sigue vivo a través de sus hijos, el arte, el cine y su pasión por la conservación y el medio ambiente. Robert Redford está de luto con su familia durante este momento difícil y pide privacidad”.

La esposa de James Redford, Kyle, tuiteó la noticia el viernes junto con fotos de él y su familia. “Estamos desconsolados”, escribió. “Vivió una vida hermosa e impactante y fue amado por muchos”.

“Lo extrañaremos profundamente. Como su esposa desde hace 32 años, estoy muy agradecida por los dos niños espectaculares que criamos juntos”, decía el tuit. “No sé qué hubiéramos hecho sin ellos durante los últimos 2 años”.

James Redford, activista, cineasta y filántropo, murió a los 58 años, confirmó un representante de su padre, el actor y director Robert Redford. Kyle Redford le dijo a The Salt Lake Tribune que su esposo murió de cáncer de vías biliares en el hígado.

David James Redford, conocido como Jamie, fue el tercero de cuatro hijos de Robert Redford y su ex esposa, la historiadora Lola Van Wagenen.

James Redford se graduó en escritura creativa y cine por la Universidad de Colorado-Boulder y tenía una maestría en literatura por la Universidad Northwestern.

Él y su padre co-fundaron The Redford Center en 2005, el cual según su sitio “utiliza sus películas y medios para acelerar la justicia ambiental y climática, las soluciones y la reparación”.

El joven Redford se desempeñó como presidente de la organización, donde recurrió a sus habilidades como escritor, director y productor de cine y televisión. “Vengo de una larga lista de narradores, por lo que la idea de sentirme obligado a dar sentido a las cosas es esencial para quién soy y cómo veo el mundo”, dijo.

Escribió, dirigió y produjo más de una docena de películas, incluidos los premiados documentales Watershed, Toxic Hot Seat y Mann v. Ford.

Después de someterse a dos trasplantes de hígado, lanzó el Instituto James Redford para la Concientización sobre Trasplantes, una organización sin fines de lucro que busca educar al público sobre la necesidad de la donación de órganos y tejidos. Redford se deleitó con su alcance.

“Me encanta conocer gente y escuchar sus historias”, dijo. “Estar en el mundo de los documentales garantiza que tu vida sea un curso largo de educación continua. Constantemente estás aprendiendo más, no solo sobre temas sino también sobre la naturaleza humana. Y luego, ser capaz de aplicar el amor por el sonido y esa visión al dar forma al contenido, esa es la cereza del pastel”.

Comentarios:

Destacado:

+ -