Mundo


Fracaso estrepitoso de la extrema derecha española en su moción de censura contra el gobierno

El Congreso en Madrid rechaza por amplia mayoría la iniciativa de Vox, que trataba de echar al ejecutivo del socialista Pedro Sánchez

Fracaso estrepitoso de la extrema derecha española en su moción de censura contra el gobierno | La Crónica de Hoy

Abascal, este miércoles, muy solo en su escaño en el Congreso español (EFE).

El Congreso español rechazó este jueves por una mayoría amplia la moción de censura de la extrema derecha contra el jefe del Ejecutivo, el socialista Pedro Sánchez, tras dos jornadas de debate muy polarizado y bronco, repleto de acusaciones y reproches cruzados, con el trasfondo de la epidemia de la COVID-19.

El líder del partido Vox, Santiago Abascal, solo obtuvo el voto de sus 52 diputados y se quedó muy lejos de la mayoría absoluta necesaria para sacar adelante la moción. Eso son 176 diputados.

Votaron en contra 298 parlamentarios: los 120 socialistas y los 35 izquierdistas de Unidas Podemos (las dos fuerzas que forman el gobierno de coalición) y los de pequeños partidos de liberales, izquierda, derecha, nacionalistas e independentistas vascos y catalanes.

Incluso rechazaron la moción los diputados del derechista Partido Popular (PP) con sus 89 diputados, después de varias semanas de conjeturas sobre si se abstendrían o votarían en contra.

El líder del PP, Pablo Casado, se alejó tras las dudas de los planteamientos y la "impostura" de Vox y se presentó como una alternativa "serena, sensata, moderada, responsable y proeuropea" al Ejecutivo actual.

Sectores políticos y mediáticos interpretan que la moción de censura era un intento de Vox de desbancar al PP para hacerse con la hegemonía ideológica y política en la derecha, obligándolo a pronunciarse en una moción de censura sin visos de prosperar.

Abascal aseguró que la decisión del PP representa "una patada a la esperanza" de que ambos partidos pudieran llegar a acuerdos y una "equidistancia imposible y falsaria" que genera la "desesperanza de millones de españoles".

Por su parte, la izquierda tildó a Vox de "fascista" y acusó a Abascal de plantear un discurso del "odio".

Comentarios:

Destacado:

+ -