Opinión


Juan Carlos I, la monarquía en jaque

Juan Carlos I, la monarquía en jaque | La Crónica de Hoy

Quien no tenga un amigo Libanés, 
que lo busque

Adolfo López Mateos

Quisiera dedicar esta columna a todos mis amigos mexicanos de origen libanés, que son muchísimos, por la desgracia sucedida en Beirut.

En días pasados nos despertamos con la noticia de que Juan Carlos I, rey emérito de España, abandona el pais, mediante una carta dirigida a su hijo, el actual monarca, explica sus razones y su sana distancia de su país.

En el fondo del asunto se mezcla un asunto de faldas, con comisiones de dudosa procedencia, por conseguir contratos de obra en países de Oriente Medio y Africa, la amante menciona una comisión de 100 millones de dólares que el fallecido Rey de Arabia le entregó en bancos suizos por la construcción de un tren rápido en esa nación del Oriente Medio, asimismo vuelve a salir a flote el nombre de la Empresa OHL, el equivalente español de Odebrecht, en la gestión de diversas obras por todo el mundo, que el Rey intercambiaba por supuestas comisiones.

Si algo me apasiona es la historia, he leído mucho sobre España, me gusta mucho, y en esta ocasión voy a defender a la monarquia española, aunque se que las críticas se van a multiplicar, independientemente de lo que Juan Carlos tenga en su vida privada, tener una amante es estrictamente vida privada a la cual no tenemos derecho de involucrarnos, en cuanto a las comisiones que su amante menciona se deben probar y eso corresponde a las autoridades correspondientes, si es culpable tiene que pagar sus consecuencias pero como persona, no la institución.

Es muy fácil criticar, pero España no sería lo que hoy es sin SM Juan Carlos I, quien junto con Adolfo Suarez sentó las bases de una España Unida, democrática y libre, a la que lograron incrustar a la Comunidad Europea, de donde permanecía aislada por culpa de Franco; lo critican de cabildear a favor de empresas españolas en el extranjero, para conseguir contratos. 

En Mexico de eso pedimos nuestra limosna, ¿qué presidente mexicano ha intercedido por las empresas mexicanas fuera de nuestras fronteras? Ninguno.

El Rey se volvió un estupendo publirelacionista de su país, y sus empresas alrededor de todo el globo terrestre y eso cuesta. Ojo, no quiero decir que esté bien lo de las comisiones, pero es un dinero, en caso que sea cierto, que no salió de las arcas del gobierno español, en pocas palabras, no es un dinero que provenga de los contribuyentes mediante impuestos; y eso si, gracias en cierta medida —algunos más otros menos— al rey Juan Carlos, hoy por hoy Banco Santander, BBVA, Zara, OHL, Iberrdrola, Acciona, por mencionar las más representativas, son empresas multinacionales de origen Español.

¿Qué hubiera pasado si no se instaura la monarquia? Simplemente que España seguiría siendo un país dictatorial, de corte militar, donde seguramente ya hubieran pasado algunos golpes de Estado y Cataluña ya se hubiera separado y el país Vasco sería muy pobre a causa de ETA, que seguiría haciendo de las suyas en esa región.

Sería visto como Albania o como Rumania, sin integrarse por completo a la Unión Europea.

España es un país muy complejo de gobernar, con muchos gobiernos autónomos que sienten que ya son país por tener un dialecto, el único que realmente los une es el Rey, a quien hasta el fallecido comandante Chávez de Venezuela se le cuadraba. No hay que olvidar la anécdota donde lo calla en público, memorable por cierto.

Nadie en España posee las relaciones que tiene el Rey, a Amancio Ortega lo ven como un sastre español, que se hizo rico nada más, en Europa la realeza pesa mucho y si no me creen pregúntenle a la reyna de Inglaterra.

La Monarquia en España no sólo es necesaria, sino indispensable para lograr la unidad nacional, los líderes de todas las fuerzas políticas sólo respetan al Rey.

Lo mismo sucede en Europa, en el caso de Oriente Medio los reyes y jeques petroleros ven a Juan Carlos como un amigo entrañable de muchos años,pero lo mismo sucede con los judíos y los americanos y ni se diga del Rey de Marruecos que le tiene profunda admiración y respeto.

Independientemente de las acusaciones en su contra y a pesar de todas las críticas, en mi humilde opinión sigo estando convencido de la necesidad de seguir manteniendo viva a la monarquia española. Aunque a muchos republicanos no les guste y piensen que el Rey actual es un florero que no sirve para nada, las características muy específicas de este país lo requieren.

En plena pandemia donde el Covid ha golpeado fuertemente a este país, el actual rey Felipe sigue siendo visto como símbolo de unidad nacional y tiene el respeto de todos los actores, tanto políticos como económicos.

El Rincón del Yayo. En esta ocasión y en solidaridad con el pueblo libanés quisiera recomendarles un estupendo lugar: la parrilla libanesa en la calle de Kansas, por los rumbos de la Nápoles. De entrada, indispensable pedir tanto los tacos de col como los de Parra, con jocoque y tabulé, indispensables también las aceitunas negras; se me antojó una cervecita para abrir apetito. Seguimos con la sopa de tripa, buenísima, y el chanclis, estupendo; de plato fuerte faltaba más el Keepe crudo y el Keepe bola y charola pedimos de todo un poco; un vino mexicano Cabernet Sauvignon le va muy bien. Los postres árabes muy buenos a base de dátil y nuez, no los deje de pedir. Para finalizar un buen arak, que es aguardiente de uvas, muy típico de Líbano, y el café arabe muy fuerte pero buen digestivo. El lugar no es muy lujoso, pero la calidad-precio  es sensacional, igual que el servicio. Es cuánto.

Twitter @yayocasas

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -