Opinión


La Catedral de México celebra su fiesta patronal

 La Catedral de México celebra su fiesta patronal | La Crónica de Hoy

En medio de rigurosas medidas sanitarias, la Catedral Metropolitana de México celebró su fiesta patronal, este sábado 15 de agosto, con una solemne misa a la que asistieron con cubre bocas cinco obispos auxiliares de la Arquidiócesis Primada, y pocos fieles que ocuparon las bancas del templo de manera distanciada y bien ordenada.

Mons. Salvador González Morales, quien presidió la ceremonia religiosa a nombre del Cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado, dijo que “dentro de algunos años, al mirar atrás, podremos darnos cuenta con mayor objetividad de todo lo que en estos últimos meses ha vivido la humanidad; y más aún, podremos valorar si de algo ha valido la pena esta experiencia tan dolorosa… en el futuro los grandes medios de comunicación divulgarán los datos y las estadísticas de los golpes dados por la pandemia a la salud misma, a la economía, al trabajo y a la organización social y política mundial.”

Durante la homilía, Mons. Salvador González añadió que cuando se hable de la pandemia en un futuro, los datos que se viertan “no serán reflejo de la realidad de la pandemia, puesto que detrás de cada historia de tristeza y de dolor, siempre estarán las personas… dejemos que la historia haga su juicio, mientras tanto, no caigamos en la tentación de fabricar futuros inexistentes, que nos desatienden de nuestra realidad presente”.

El celebrante también señaló que “la Asunción de la Virgen a los cielos es el preludio de la gloria que nos espera”, y al referirse a las personas que han fallecido durante la epidemia, dijo que “en las crónicas oficiales, tampoco aparecerán las cifras ni los hechos de lo que el amor divino hizo a través de los discípulos de Cristo.”

La fiesta patronal de la Catedral se debe a que está consagrada desde el inicio a la Asunción de la Virgen María a los cielos, una advocación mariana que en la primera mitad del siglo XVI estaba de moda tanto en Europa como en Nueva España, prueba de ello es que varios templos y catedrales, fueron dedicadas a Ella. En la fachada y en el interior del templo, hay varias imágenes de la Virgen de la Asunción, en mármol, madera estofada, pinturas y en retablos. Su manufactura corresponde a varios siglos. La Asunción de la Virgen es uno de los cuatro dogmas marianos de la iglesia.

Esta ceremonia religiosa fue concelebrada por los obispos auxiliares Héctor Pérez, Daniel Rivera, Luis Manuel Pérez Raygoza, Carlos Samaniego, así como por el venerable Cabildo Metropolitano.  Ellos también participaron en el rezo de las Laudes, que todos los días tiene lugar en la sillería del coro.

Por su parte, el Papa Francisco, en Roma, durante el Angelus, señaló que de nada sirve alcanzar hitos históricos, como el conquistar la luna, si esto no sirve para vivir como hermanos en la tierra, y al hablar de la Virgen María, dijo que con ella nada se pierde, es la estrella que nos orienta, a diferencia de las cosas de aquí abajo que se desvanecen y son efímeras.

En otro orden de ideas, este jueves, en la Catedral, se repondrá la ceremonia del Santo Crisma que fue cancelada durante la Semana Santa, a causa de la pandemia, y será presidida por el Cardenal Aguiar Retes.

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO