Cultura


Los Pinos resguarda memoria y legado de Lázaro Cárdenas

Es una ventana de la historia que muestra cómo el gobierno del general sentó las bases del México moderno: Salvador Rueda

Los Pinos resguarda memoria y legado de Lázaro Cárdenas | La Crónica de Hoy

Ayer abrió al público la Casa Presidencial Lázaro Cárdenas, ubicada al interior del Complejo Cultural Los Pinos, en donde se exponen reproducciones impresas y digitales de fotografías y murales, así como 20 objetos originales del mandatario michoacano como su silla presidencial, billetes de la época y una Constitución de 1917.

La apertura de este nuevo museo en la Ciudad de México, que costó 9.5 millones de pesos, se dio en el marco de los 50 años de fallecimiento de Cárdenas y sin los señalamientos de sana distancia y despachadores de gel antibacterial en cada una de las 14 salas, en donde se narra la vida del ex presidente que administró al país de 1934 a 1940.

“Se decidió que la residencia se dedicara a esta ventana de la historia: al gobierno de Cárdenas abriendo al México moderno. Entretejimos la biografía de la persona con el peso simbólico del personaje. Buscamos darle la palabra a Cárdenas y a los que servían de testigo de su tiempo, pero buscamos que las cédulas fueran explicativas sin ser la de una crónica”, explicó el historiador Salvador Rueda Smithers.

El también director del Museo Nacional de Historia comentó que la misión de la Casa Presidencial Lázaro Cárdenas es que la gente entienda qué fue el cardenismo sin mitos y sin leyendas.

“Casi no usamos piezas, había que usar reproducciones bien dosificadas y bien hechas. Hacer un museo muy visual, accesible. Las cédulas invitan a que la lectura sea fácil y se fluya por los años de 1930 hasta 1970”, dijo Rueda Smithers.

Este recinto que abarca 732 metros cuadrados, divididos en planta baja y alta, muestra fotografías, facsimilares de decretos y diarios, módulos interactivos y una sala de cine donde se proyectarán películas de la época.

“La casa no perdió su línea de ser una residencia, se respetó la arquitectura y lo que se buscó es imaginar cómo esta casa podría estar llena de recuerdos, cómo sin quitarle el diseño original ni quitarle la distribución la residencia, los baños, el vestidos, los estudios, etcétera, ir llenándola de recuerdos”, explicó el historiador.  

Sobre la inversión de 9.5 millones de pesos hecha en la Casa presidencial, Homero Fernández, director del Complejo Cultural Los Pinos, afirmó que todo se destinó a la museografía. “Lo demás (remodelación y mantenimiento) fue menos porque lo hemos ido haciendo en Pinos, nunca dejamos que se cayera la Casa, entonces prácticamente es una inversión en la museografía”.

A la pregunta de si el recinto inaugurado tendrá algún director, Fernández aseguró que formará parte de Los Pinos, “no tendrá una estructura ni dirección administrativa, la dirección administrativa seguirá siendo del Complejo Cultural Los Pinos”.

TRANSFORMACIONES. Durante un recorrido por la Casa Presidencial Lázaro Cárdenas sobresale una cédula que nombra a Andrés Manuel López Obrador como un personaje que ha hecho historia al abrir el espacio.

“La historia de este espacio marca tres decisiones presidenciales coincidentes: el primer día de gobierno de Venustiano Carranza, en mayo de 1917; el primero de Lázaro Cárdenas, en noviembre de 1934; y la primera jornada presidencial de Andrés Manuel López Obrador, en diciembre de 2018”, se lee en dicha cédula.

Más adelante se explica que en mayo, Carranza firmó la expropiación del Rancho La Hormiga, propiedad que Lázaro Cárdenas cambió su nombre a Los Pinos y que estableció como residencia presidencial en 1934.

“Lázaro Cárdenas, en mi opinión, es el presidente que abre a la historia contemporánea de México, es el primero que decide usar Los Pinos como residencia presidencial, el primero en gobernar durante seis años y el que está cerrando capítulos de la historia derivado de su conocimiento de la Revolución”, indicó Rueda Smithers.

Una de las formas en que introdujo al país en la modernidad fue cuando estableció una nueva estética mexicana, agregó el historiador. “Esa estética son los campesinos e indígenas que durante el periodo cardenista se proyectaron mucho más, personajes que hubieran sido imposibles en la estética de Porfirio Díaz”.

Con Cárdenas, añadió el historiador, el progreso estaba al servicio del hombre y el servicio del hombre “quiere decir que hay que llegar hasta el rincón último para llevar la educación como debe ser sin afectar la identidad de cada uno de los ciudadanos”.

UN LUGAR DE GRANDES DECISIONES POLÍTICAS: CÁRDENAS BATEL. Es sabido que fue Lázaro Cárdenas quien decidió mudar la residencia oficial del Presidente de la República que hasta entonces era el Castillo de Chapultepec, pero poco se sabe del cómo y por qué, así como de la historia de esta casa y sus jardines, señaló Cuauhtémoc Cárdenas Batel, en representación de la familia Cárdenas, durante la inauguración de la Casa Presidencial Lázaro Cárdena en el Complejo Cultural Los Pinos.

“Con la transformación en museo de la Casa Presidencial Lázaro Cárdenas verá la luz parte de la historia de un lugar que ha sido marco de decisiones políticas de gran trascendencia a lo largo de más de ocho décadas y de los personajes que lo habitaron”.

Cuauhtémoc Cárdenas Batel compartió que en los apuntes que realizó su abuelo, Lázaro Cárdenas del Río, el 30 de noviembre de 1934, escribió: “Determiné no vivir en el Castillo de Chapultepec que ha venido sirviendo de residencia al Presidente, para que el público pueda visitarlo con toda libertad. Un 95% de la población no conoce el interior del Castillo que es de gran atractivo”.

Así, buscando entre propiedades del Estado se seleccionó una fracción del Rancho de la Hormiga y en 1935 bautizó la residencia Los Pinos en honor a una promesa que había realizado por amor a su esposa Amalia Solórzano. “El nombre no se lo cambiaron, pero el espíritu republicano con el que fue concebida fue abandonado y posteriormente traicionado”.

En el acto, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo destacó que, en el aniversario del fallecimiento de Lázaro Cárdenas, la Secretaría de Cultura federal hace que las paredes hablen y cuenten su legado. “Si las paredes hablaran nos contarían los difíciles, pero decisivos momentos del general”.

“Nosotros no te olvidamos Tata Lázaro y, para compartir tu legado, abrimos la Casa Presidencial Lázaro Cárdenas para que las generaciones que se están formando, lo hagan con tus ideales de justicia, libertad y soberanía”, expresó la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero.

Comentarios:

Destacado: