Nacional


Mexicanos reducen el uso de tarjetas por la contingencia de Covid-19

La incertidumbre por la pandemia que no cede, provocó una fuerte caída en el uso de tarjetas de débito pero sobre todo de crédito en México por más de 233 mil 36 millones de pesos

Mexicanos reducen el uso de tarjetas por la contingencia de Covid-19 | La Crónica de Hoy

Foto Especial

El confinamiento que se agravó  por la aplicación del  semáforo rojo en varias entidades, la crisis económica y la incertidumbre por la pandemia que no cede, provocó una fuerte caída en el uso de tarjetas de débito pero sobre todo de crédito  en México por más de 233 mil 36 millones de pesos respecto a los erogados en 2019,  lo que ha impactado en el  cierre de  negocios o bien se encuentran en condiciones de vulnerabilidad a mediano plazo, alerta la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF)

De hecho algunos de los sectores  más afectados  son justamente los restaurantes  que reportaron  una baja de 103% entre junio y diciembre lo que implica que se la población dejó de gastar como mínimo alrededor de 52 mil millones de pesos en este tipo de establecimientos,  detalló  este organismo  con base en información del Banco de México.

Otro de los sectores más golpeados en el uso de tarjetas para pagar este servicio es el de las gasolineras quienes en el 2020 dejaron de percibir casi 33 mil millones de pesos  por este concepto.

Le siguen el sector del transporte aéreo con una baja del 107% en sus ingresos, Agencias de Viajes 109%; pues de dejaron de gastar en este rubro 14 mil 200 millones de pesos respecto al año pasado  mientras que en el entretenimiento 177% poco más de 19 mil millones de pesos en comparación al año pasado.

El sector de la comida rápida ha dejado de percibir más de tres mil 500 millones de pesos mientras que Colegios y Universidades poco menos de 6 mil millones de pesos respecto al año pasado.

El transporte aéreo y terrestre también han sido muy golpeados pues ha dejado de percibir por concepto de pago de tarjetas de débito o crédito entre ambos casi 40 mil millones de pesos.

El aéreo 32 mil 400 millones de pesos y el terrestre 7 mil 300 millones de pesos.

En tanto que las misceláneas o tiendas de menudeo han dejado de percibir más de 38 mil millones de pesos y los salones de belleza 2 mil 600 millones de pesos que ya no llegan por esa vía financiera.

El organismo advierte que derivado del bajo ritmo mostrado en la actividad económica y la nueva aplicación del semáforo rojo en varias entidades federativas a mediados de diciembre, el crecimiento que se venía mostrando en la recuperación de los gastos realizados con tarjetas de débito y crédito a partir de agosto se cayó de nueva cuenta después de alcanzar su mejor desempeño en octubre  donde creció  un  6.8%, respecto de igual mes de 2019

Contrario a ello, las empresas agregadoras de Servicios de Pago, Aseguradoras, Pago de Servicios Otorgados por el Gobierno, Farmacias, Tiendas Autoservicio y Centros Comerciales, entre otros fueron las que reportaron aumento en 2020 de gastos  con tarjeta de débito y crédito que respecto a 2019 .

La pandemia y los confinamientos por semáforo rojo han impactado de manera importante el consumo sobre todo en sectores considerados no esenciales.

Si bien la sana distancia y las medidas de aislamiento han impulsado la compra de artículos o servicios por medio de tarjetas de débito o crédito,  éstas no han sido suficiente para detonar la economía del país.

De acuerdo a este reporte, a lo largo de los 12  meses del 2020, el monto del gasto realizado por los tarjetahabientes de débito ascendió a un billón 593 mil millones de pesos, 6% más de lo registrado en el mismo periodo de 2019.

Mientras que las compras con tarjetas de crédito reportan apenas un gasto de 963 mil millones, es decir, una reducción  del 8.3, respecto del año anterior, lo que significa que es mayor el impacto en este tipo de instrumentos financieros.

Es importante señalar que, a diferencia de la tendencia registrada en los últimos años, las operaciones realizadas con tarjeta de débito en terminales punto de venta (TPV) ha registrado un aumento importante, mientras que en cajeros automáticos han disminuido, lo que muestra el cambio de conducta de los tarjetahabientes motivado por el aislamiento y el mayor gasto en el hogar por razones del home office (educativo y laboral), incentivándolos a realizar sus compras básicas a distancia.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: