Opinión


México, julio 1º, 2024: crecimiento cero sexenal

México, julio 1º, 2024: crecimiento cero sexenal | La Crónica de Hoy

MIN. ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA,

EX PRESIDENTE DE LA SUPREMA CORTE DE

JUSTICIA DE LA NACIÓN:

-En política y en matemáticas es igual:

lo no totalmente correcto está mal

Edward Moore Kennedy

 

            Le envío, ministro Zaldívar, un nuevo laberinto por estar seguro de que usted sí lo puede resolver. Mire usted:          

            El presidente López Obrador se reafirma cada vez más en la estrategia de una narrativa alterna a la realidad:

           La crisis de salud, económica y social derivada de la pandemia de Covid-19, unida a la inconsistente política económica previa y posterior a la pandemia, proyecta un sexenio de crecimiento cero, pérdida neta de empleos y crecimiento de la pobreza y la precariedad laboral, situación que hace inviables las promesas de desarrollo económico y bienestar social de la llamada Cuarta Transformación.

            Ante esta realidad, lo que anuncian las acciones políticas y comunicativas de López Obrador es la profundización del enfrentamiento con los adversarios, la polarización entre leales y traidores, la estigmatización de cualquier actor que formule críticas a su gobierno; incluso, si es necesario, desconocer y burlarse de información sobre hechos tan delicados como las masacres y las víctimas de la violencia criminal.

            Por ello, AMLO intensifica su descalificación abierta a la prensa crítica, sobre todo cuando informa de los nulos resultados en materia de seguridad pública, inconsistencias de sus megaproyectos y programas preferentes y el combate selectivo en materia de corrupción. La práctica de la estigmatización directa contra reporteros, columnistas y medios, busca inhibir la publicación y juicios sobre los malos resultados de su gestión.

            En ese contexto, el pronunciamiento de los 650 personajes que en un manifiesto han reclamado ese hostigamiento, no solo es ignorado por AMLO, sino que éste redobló su apuesta a la polarización exigiéndoles que pidan disculpas por apoyar a los malos gobiernos anteriores al suyo.

            Ante esta situación generada desde el poder, llama la atención que las oposiciones al gobierno de AMLO reaccionen de una forma desarticulada o de plano pueril, hasta el momento.

            Las manifestaciones del FRENAA son insensatas en tanto exigen la renuncia inmediata de López Obrador, una exigencia temeraria, inviable y a todas luces desestabilizadora. No problematizan la situación política ni el desempeño de AMLO, no son capaces de construir una agenda mínima para articular y legitimar su rechazo al gobierno obradorista.

            En suma, movimientos como el FRENAA son bastante funcionales a la narrativa de López Obrador, pues exhiben impulsos golpistas y expresiones críticas contra el presidente, pero lejos de debilitar su posicionamiento político, lo fortalecen, lo legitiman y dan la razón a la propaganda que describe como golpistas a sus opositores.

            Dado que la oposición política representada por los partidos PAN, PRI, MC y PRD está debilitada y desacreditada, otros actores sociales con influencia política intentan hacerse presentes, como los 650 abajo firmantes del manifiesto arriba referido. Sin embargo, la falta de matices, la ausencia de autocrítica y la carencia de diagnósticos y propuestas mínimas disminuye la eficacia política de este tipo de expresiones.

            Sin embargo, el fuerte posicionamiento político del gobierno de López Obrador no tiene garantizada la permanencia indefinida, no está exento de sobresaltos. La emergencia de movimientos sociales críticos como las diversas expresiones feministas, las incansables movilizaciones de las víctimas de la violencia, diversos movimientos agrarios en el país, la creciente inconformidad de trabajadores y desempleados víctimas de la crisis, constituyen factores que pueden generar inestabilidad social y emergencia política.

            Puesto que la crisis no se resolverá en este sexenio, en los próximos meses y años veremos si la apuesta de AMLO por una propaganda aplastante le basta para disfrazar los malos resultados de su gobierno y para mantener a raya a las oposiciones políticas que se han cansado de sus arranques.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -