Bienestar


Por confinamiento, ¡hemos aumentado hasta 8 kilos!

En entrevista, el doctor Víctor Huggo Córdova Pluma, médico internista y miembro fundador de Movimiento Nacional la Ciencia en Obesidad, explica ciertas medidas que podemos seguir para revertir esta situación

Por confinamiento, ¡hemos aumentado hasta 8 kilos! | La Crónica de Hoy

La epidemia de COVID-19, además de ocasionar enfermedad y muerte, trajo consigo obesidad, soledad, encierro, embarazos no deseados, mucha depresión y violencia intrafamiliar, entre los principales impactos.  

El doctor Víctor Hugo Córdova Pluma, médico internista y miembro fundador de Movimiento Nacional la Ciencia en Obesidad, enfatiza en entrevista con Crónica, un dato alarmante en materia de salud: poco menos de la cuarta parte de la población adulta habría aumentado alrededor de ocho kilogramos en los meses de confinamiento para evitar la propagación del virus SARS-CoV-2.  

 

“Con motivo de la pandemia, estimamos de abril y julio una ganancia en peso de dos kilogramos por mes, por tanto, en este periodo algunas personas sumarán ya ocho kilos de sobrepeso”, que podrían sumarse a los que ya tenía encima antes de que comenzara todo este asunto de la COVID-19.  

 

Aunque hubo muchas personas a quienes les dio por aprovechar el confinamiento para ponerse a hacer mucho ejercicio para verse bien, el problema son todas esas personas encerradas, solas, con ansiedad, quienes terminan rápido sus actividades y les da por comer frente al televisor o quienes en el home office no paran de trabajar todo el día y pierden la certeza del desayuno, comida y cena y se alimentan, pero en desorden.  

 

CINCO KILOS, YA SON PROBLEMA  

 

En el Movimiento Ciencia en Obesidad, refiere, un grupo de médicos preocupados por el sobrepeso y la obesidad se han dado a la tarea de difundir entre profesionales de la salud y pacientes que cuiden su peso y talla, para tratar de identificar los primeros datos de alarma de sobrepeso u obesidad y referirlos a líneas de ayuda en instituciones públicas o privadas, para poder detectarlos en etapas tempranas, incluso de prediabetes, cuando todavía se puede hacer mucho por las personas y evitar que desarrollen esta enfermedad.  

 

Recuerda que ocho a diez kilos de más ya se sienten en la ropa y se notan en la imagen de las personas, el problema se refuerza por usar en casa ropa holgada y el sobrepeso no se nota.

 

“Además, como ya nos acostumbramos a hacer compras por internet, sabemos que en los últimos meses la gente ha comprado ropa de una talla más grande a la que ya de por sí usaba”.  

 

El doctor Huggo Córdova Pluma precisa que alrededor del 18 por ciento de las personas, está comprando ropa una talla más grande, grave, si se toma en cuenta que la mayoría de ellos ya era gente con sobrepeso.  

 

Precisa que quien tenga 5 kilos arriba de su peso adecuado ya comienza con problemas metabólicos “y de hecho podríamos considerar que cinco de cada 10, ya están en esta situación. Hablamos que casi una quinta parte de la población ya estarían el tema de pedir una talla más grande de su ropa”.  

 

CÓMO ERA EL CUERPO DE TU MAMÁ  

 

Al respecto, el especialista en el tema de obesidad, señala incluso que el cuerpo de la mujer ha variado en las últimas tres generaciones, e incluso la industria del vestido ha hecho tallas especiales y con diferencias de la cadera.  

 

“El cuerpo de las mexicanas en México es muy distinto si nos comparamos con los europeos, entonces, parece que hemos socializado el sobrepeso y cuando una persona está en régimen y baja mucho de peso, uno de los primeros ataques es el de la gente que critica lo flaca que se ve la persona”.  

 

Respecto a la estrategia que debe seguir la persona que se encuentra en la situación de que ha ganado algunos kilos de más, por descontrol en su alimentación y el prolongado confinamiento, el doctor Córdova Pluma sostiene que la medicina más accesible, pero la más difícil de aplicar es: disciplina, porque de nada sirve el mejor programa para bajar de peso, si la persona no la tiene.  

 

Lo primero que deben hacer las personas es reconocer que tienen un problema y necesitan ayuda para resolverlo, porque solos no podrán, la obesidad o el sobrepeso son enfermedades que requieren ayuda de un equipo multidisciplinario de profesionales.  

 

Al respecto, refiere un estudio muy interesante entre 500 personas, cuyo cumpleaños fue en medio de la pandemia, “y ellos han reconocido que este año han comido mucho más pastel que en festejos anteriores”, lo cual da muestra, dice, del grado de ansiedad que están teniendo las personas.  

 

Pueden comenzar por buscar ayuda en las páginas digitales de la Secretaría de Salud, del IMSS o del ISSSTE, y van a encontrar muchos programas de apoyo a la distancia tanto para sobrepeso, obesidad y emocionales.  

 

“Este país tiene una Norma Oficial Mexicana muy adecuada para el sobrepeso y la obesidad, hay programas estatales transexenales que han funcionado muy bien y ahora y se han migrado a la parte digital por todo este tema del confinamiento, donde la gente puede tener apoyo y orientación a través de las instituciones del Estado o privadas”.  

 

“Lo cierto es que estamos viviendo un experimento en vivo todo es nuevo, todo es inestable y todo es irregular, pero si estamos esperanzados al tema de la vacuna para comenzar un cambio, ya vamos mal, así que tenemos que volver al sentido común que: higiene de manos constante, arreglarnos aún para trabajar en la casa y sin salir a ningún lado, tratar de mantenernos en la talla que tenemos, no comprar ropa más grande, mantener una adecuada higiene del sueño, alimentación saludable en horarios fijos.  

 

“La disciplina ayuda a estar bien emocionalmente: levantarse temprano arreglarse y maquillarse vestirse como si fueran a la oficina, incluso con tacones las señoritas, las señoras. Los hombres arreglarse también, porque todo esto crea una serie de acciones neurotransmisoras y manda el mensaje al cerebro de: estoy bien, estoy en continuidad y no dejo de verme como era”, recomienda el especialista.  

Comentarios:

Destacado:

+ -