Opinión


Pymes en peligro de extinción

Pymes en peligro de extinción | La Crónica de Hoy

Esta Pandemia llamada coronavirus, la cual lleva 5 meses asentada en territorio nacional y que aún no pisa fondo, no solo es un problema de salud pública, también está causando un severo caos económico, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas de México, que ya no aguantan más tiempo sin abrir sus establecimientos, los pagos de rentas, salarios caídos, ventas en cero, pasivos bancarios y de proveedores, pagos de IMSS, impuestos, luz, teléfonos, limpieza solo por mencionar los más significativos ya comienzan a pasar la factura a los negocios, que cada día nos sorprenden con cierres de empresas emblemáticas, cuando nos imaginaríamos el cierre del Restaurante Churchill por los rumbos de Polanco toda una institución en la capital, o la famosa parroquia de Veracruz y el hotel royalty de la ciudad de puebla que sin duda eran no solo negocios sino parte del corazón de las ciudades, llenos de tradición y orgullo para sus habitantes y turistas que los frecuentaban.

Los apoyos han sido inexistentes, de que sirven 25,000.00 que ofreció el IMSS para salvar a una empresa, de nada, hay que reconocer a la asociación de bancos que se pusieron las pilas y dieron una prórroga a los créditos de 4 y 6 meses, dependiendo el banco, tanto en hipotecarios, como en automotriz y créditos a pymes desgraciadamente para los apoyos de 4 meses ya caduco la prorroga y en agosto hay que volver a pagar cuando los negocios siguen cerrados y el semáforo continua en rojo, lo cual va a ser prácticamente imposible de pagar y la cartera vencida de los bancos se empezara a disparar en el mes de agosto, lo cual sin lugar a dudas afectara la economía nacional y cerrara aún más el crédito a las empresas al aumentar potencialmente el riesgo del crédito bancario.

En el supuesto, en el mejor de los casos que el día de hoy se encontrara la vacuna tampoco es una garantía de que la economía se recupere de un día para otro, va a llevar su tiempo y muchas industrias y comercios desaparecerán ante la nueva realidad causada por este virus de origen chino.

Que podemos hacer ante la nueva normalidad que estamos viviendo, primero nos tenemos que acostumbrar a vivir con este problema, mientras no se encuentre la vacuna el problema existirá, pero es imposible que nos quedemos en nuestras casas todo el año y debemos utilizar nuestro ingenio para desarrollar nuevas formas de vender, el famoso retail cada día es más obsoleto, por lo tanto debemos mejorar nuestro sistema de ventas vía Internet, mejorando nuestras páginas y metiendo nuestros productos con precios incluidos y por supuesto aceptar todas las formas de pago llámese tarjetas de crédito, débito, servicio, transferencias electrónicas, en fin tenemos que darle un cambio de 180 grados a nuestros negocios si queremos sobrevivir.

Nafinsa y Fonatur deben de crear un programa de créditos emergentes casi que a la palabra con tasas muy bajas y a plazos largos, para salvar al sector restaurantero y hotelero de su colapso inminente y también la banca comercial debe elaborar un paquete de créditos de rescate financiero para salvar a las miles de pequeñas empresas que están a punto de cerrar sus puertas de manera definitiva

Las Confederaciones de cámaras tanto de comercio como de industria y el CCE en su conjunto, unido con el sector obrero y el gobierno deben de firmar un Acuerdo de Unidad Nacional para la recuperación económica, que en tiempos de Miguel de la Madrid y del presidente Salinas se llamaron los famosos Pactos de recuperación económica que tuvieron un gran éxito, logrando parar la inflación, que en ese momento era el lastre que sacudía al país, es momento de realizar un nuevo pacto entre todos los sectores de la sociedad para sacar el barco adelante y para que la 4T este tranquila, pónganle el nombre que quieran, lo importante es que se logre la tan ansiada unidad nacional.

El tema de las Pymes debe ser visto por el Gobierno Federal como un asunto de Seguridad Nacional por el alto contenido de riqueza y mano de obra que aporta al PIB, si colapsan las Pymes colapsa el País completo por lo tanto la prioridad número uno del régimen debe ser salvar a toda costa a las pymes si no lo hacen en el pecado llevaran la penitencia.

EL RINCÓN DEL YAYO:

En esta ocasión quisiera recomendarles todo un clásico de nuestra ciudad, manteniendo la tradición con un vuelco en la propuesta gastronómica, el famoso Estoril, en la calle Alejandro Dumas en el corazón de Polanco, lugar preferido de mi amigo Marco Antonio Balseca, quien produce con gran éxito su vino Casa Balseca.

Empezamos con la botana donde les recomiendo el perejil con chapulines y los escargots estoril, acompañados de un campari de aperitivo, bebida amarga de origen italiano para abrir apetito, obviamente pedimos un vino Casa Balseca que ya está en el decantador esperando el plato fuerte, se me antojo el mole negro de Oaxaca con pollo muy bueno y muy bien maridado con el vino, marco pidió el steak tártara toda una institución del lugar, de guarniciones el guacamole y el puré de papa rustico indispensables, para finalizar viene el postre y que mejor que el Créeme Brulée acompañado de un té de menta los precios aceptables y el servicio estupendo ya en la terraza viviendo la nueva normalidad es cuánto.

 

Twitter:@yayocasas

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -