Opinión


¿Qué deben presumir las Fiscalías?

¿Qué deben presumir las Fiscalías? | La Crónica de Hoy

Uno no es solamente 
responsable de lo que dice
sino también de lo que no dice. 

Martin Lutero

Si se toma el tiempo de visitar algunas de las redes sociales de la Fiscalía General de la República, de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México o de otras Fiscalías locales, encontrará diversas publicaciones con mensajes como “La Fiscalía logró la vinculación a proceso de…”; “Agentes de la Policía de Investigación cumplimentaron X mandamientos judiciales en un lapso de X días”; “Obtiene la Fiscalía vinculación a proceso contra de…”; “Inició carpeta de investigación contra...”; “Cumplimenta orden de aprehensión…”; “X persona fue condenada a X años de cárcel”; “Se logró vinculación a proceso y prisión preventiva de…”. 

Estos mensajes llamaron mi atención porque parece que la estrategia para demostrar el funcionamiento eficaz de las Fiscalías, es publicitar detenciones, vinculaciones a proceso y aplicación de diversas medidas. Todo lo que se traduzca en evidenciar, acabar, desaparecer o mermar al “enemigo” es digno de cacareo. Como si la justicia fuera eso.

Me encantaría ver, al menos de vez en cuando, mensajes como “no se ejerció acción penal”, “se logró la liberación de…” “se empleó un criterio de oportunidad” “se obtuvo la reparación del daño” entre mucho otros que no significan castigo. Esos mensajes no se difunden en redes no sólo porque sean excepcionales o inéditos, sino porque las propias Fiscalías tienen una visión distorsionada de sí mismas y de su función social.

Las Fiscalías a través de los Ministerios Públicos, están encargadas de la investigación y persecución de los delitos y entre los principios que rigen su actuación destacan, para estos efectos, el de objetividad e imparcialidad. Ello implica que su naturaleza es de representación social. Una sociedad que está integrada tanto por víctimas como por probables delincuentes. Su chamba no consiste, como pueden pensar muchos, en mandar a prisión a las personas sino en adoptar las mejores decisiones para las personas y para la sociedad, incluso cuando tales determinaciones no sean mediáticas o políticamente redituables. 

Esa concepción autoimpuesta y socialmente generalizada de que los MP son cerberos de las prisiones propicia, además de equivocada genera una inadecuada percepción de que el sistema de justicia penal es altamente corruptible, pues si posteriormente no se acredita la responsabilidad de la persona detenida, ésta quedará en libertad; libertad que manchada con ayuda de noticias amarillistas y personajes desinformados o malintencionados parecerá ante la opinión pública, a veces aún más desinformada, como un caso más de impunidad. 

Si tildamos de mezquino el festejo de un sepulturero por tener mucho trabajo, tendríamos también que reorientar la visión de las fiscalías y con ella, su concepción misma. ¿Recuerda usted aquello de “…el vaso de agua, como las órdenes de aprehensión no se niegan a nadie”? pues son justo esas expresiones casi ancestrales y hondamente arraigadas en la cultura popular mexicana las que deben sepultarse.

El trabajo de las Fiscalías es especialmente importante. Allí comienza o un viacrucis o un proceso severo pero correcto. En ellas descansa muy buena parte de la responsabilidad de luchar por el saneamiento de su propia imagen y del sistema de justicia penal entero. Para ello deben ser las primeras convencidas del error craso que es confundir la consecución de penas para una persona   con el cumplimiento del deber o con la falaz lucha por la justicia.

Ojalá esta opinión, que desde luego no tiene nada de innovadora, alcanzara a alguien en posición de adoptar decisiones trascendentales para que la primera apuesta en el reclutamiento, capacitación y/o actualización profesional del personal ministerial, estuviera dirigida a la sensibilización de su labor social, imparcial y objetiva de la que todos, hoy o mañana, dependemos. 

¿A usted, apreciable lector, qué le parece digno de festejo? 

@capastranac

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -