Opinión


¿Qué es lo que se solicita investigar sobre el caso del oso negro 34?

¿Qué es lo que se solicita investigar sobre el caso del oso negro 34? | La Crónica de Hoy

 

¡Leer para creer!... 

El Hospital… hos-pi-tal… Veterinario Público de CDMX, bajo el 

pretexto del encierro pandémico cerró “temporalmente” (desde hace meses) sus puertas a la población humana de más bajos recursos y como así a sus perros y gatos que más lo necesitan, provocando con ello el descuido de esos animales de compañía que tanto tiempo e insistencia llevó lograr que se entendieran como “seres sintientes”(vertido así hasta en la misma 

Constitución local) que requieren atención y cuidados específicos, pero…

Era situación que ya se veía venir, primero, cuando la Secretaria de Salud Oliva López se lo sacudió sin piedad, no sin antes intentar por todas las vías posibles desprestigiarlo, para, posteriormente, endilgárselo al sector ambiental quedando de esa forma a cargo, según entiendo, de la Agencia de Atención Animal, que desde el día uno de su caprichosa creación ha patentado su total inutilidad a favor directo de los animales no humanos, inclusive dándoseme la razón en este punto por cuanto fue contemplada para el 2021 con el más bajo presupuesto, de entre todas las dependencias del gobierno capitalino. Ni cuando inició labores recibió tan poco respaldo como el que ahora le 

permitirá a duras penas sobrevivir con uno que otro actito lucidor, pero será difícil que le alcance para operar adecuadamente el nosocomio, y... 


 

Continuando con el tema de la denuncia interpuesta ante la Fiscalía General de la República-Alejandro Gertz Manero, tras el terrible episodio padecido por el oso negro 34, a continuación resumiré algunos de los puntos que guiaron a los abogados para solicitar: 

Uno, investigar las razones que llevaron a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (ProFePA) a ejercer decisiones más allá de su competencia, pasando por encima de la existencia de un “Convenio Específico”, suscrito con el Ejecutivo Federal, por el que delega en el estado de Nuevo León la asunción de funciones en materia de vida silvestre, e igualmente ignorando las 11 CONDICIONANTES señaladas por la Dirección General de Vida Silvestre (SeMaRNat) para el manejo de los osos negros en la entidad, y que en su numeral 9 indica que Parques y Vida Silvestre de Nuevo León es el ente responsable de la aplicación de las medidas de control, traslado y reubicación de tales especímenes, actos que en tal caso, sólo le correspondía ve-ri-fi-car técnicamente.

Dos, investigar los fundamentos que dieron lugar a que ProFePA optara y autorizara la im-pro-ce-den-te, absurda e ILEGAL castración de un ejemplar perteneciente a una especie clasificada en vías de extinción y que a su vez correspondía a una subespecie de la que se desconoce su situación y condición en la precisa zona de donde bajó, desestimando entonces lo que al respecto sostiene la normativa en materia de vida silvestre y por lo tanto, dejando en riesgo la viabilidad biológica en ese hábitat natural, partiendo de la enorme importancia de la preservación y protección de cada uno de los individuos de la subespecie “emericus” a la que el oso negro 34 corresponde, así como su potencial reproductivo puesto que de la variabilidad genética depende el éxito de la sana recuperación de esa población, sin omitir que para el particular caso se trata… ¿o trató?... de un espécimen joven, aparentemente sano y tranquilo. 

Tres, investigar la decisión por la que se determinó que el animal fuera reubicado en una Unidad de Manejo de Vida Silvestre en el Estado de Chihuahua, lugar donde habita subespecie diferente a la suya, dejándolo en gran desventaja.

Cuatro, investigar la posición extrema que dio lugar a que la misma titular de la ProFePA no diera ni mínima oportunidad al oso negro 34 para sobrevivir completo, tras el generoso ofrecimiento de la A.C. “ACCIONES DEL CORAZÓN: INVICTUS”, presidida por Érika Ortigoza Vázquez que levantó la mano para hacerse cargo del plantígrado en su PIMVS, y porque además está inscrita en el Registro de personas con capacidad para recibir ejemplares de fauna silvestre de los Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre, y todo, sin cargo económico para ninguno de los gobiernos. Tal compromiso abarcaba, sépase, un meticuloso examen médico para conocer el estado de salud físico, mental y emocional de la criatura y, de ser factible, su posterior traslado al TWAS, y…

Cinco, investigar cuál es el paradero actual del úrsido, ya que supuestamente se le colocó un collar de telemetría para su obligada localización remota y sin embargo hasta la fecha se desconoce si sobrevivió a la méndiga cirugía y/o al cambio de entorno o si se les murió. 

 

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -