Cultura


Se estudia cambiar concha acústica del Palacio de Bellas Artes: Lucina Jiménez

CONFERENCIA. La directora general del INBA destacó que siempre ha tenido problemas y los grupos artísticos nunca se han sentido satisfechos. Es una concha pesada para la dimensión que tiene el Palacio.

Se estudia cambiar concha acústica del Palacio de Bellas Artes: Lucina Jiménez | La Crónica de Hoy

INBA

Después de que en 2017 el Palacio de Bellas Artes sufriera un conato de incendio, este mes concluyó el cambio del sistema eléctrico con un costo de 30 millones de pesos que asignó a cultura el Instituto para devolverle al pueblo lo robado. Ahora, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) analiza la posibilidad de cambiar la concha acústica del recinto más importante del país.

En conferencia de prensa, Lucina Jiménez, directora del INBA, señaló que la concha acústica de Bellas Artes siempre ha tenido problemas.

“Es una concha que tiene muchos problemas, que los ha tenido desde el principio. Es una concha acústica de la cual, la verdad, los grupos artísticos nunca se han sentido satisfechos, es una concha súper pesada para la dimensión que tiene el Palacio, para un espacio patrimonial que no debiera tener esas cargas”, indicó.

La concha acústica se restauró en 2010 por la empresa Teletec, a quienes en su momento los trabajadores criticaron por no ajustar el tonelaje de la estructura.

“Tenemos la posibilidad de hacer la sustitución de la concha acústica que también es un elemento que tiene un peso de más de 30 toneladas, requiere la participación de más de 30 trabajadores para poder hacer su instalación, poderla retirar y mover; implica un desgaste muy grande para los trabajadores del Palacio de Bellas Artes, quienes la quitan y vuelven a poner todas las veces que es necesario”, dijo Jiménez.

Además, añadió, eso representa un riesgo permanente. “Hemos recuperado todos los estudios que se hicieron en su momento para definir cómo hacían o no esa concha acústica y sabemos que es un pendiente que tenemos que asumir y lo vamos a hacer con muchísimo gusto en diálogo con todos los especialistas necesarios”, aseguró.

Por el momento también se analiza qué otro recinto podría aprovechar esa concha acústica y si utilizarían parte de los 30 millones de pesos que asignó el Gobierno Federal a la Secretaría de Cultura.

Sobre la modernización del sistema eléctrico del Palacio, Jiménez indicó que es la primera vez, en los 86 años de vida del recinto, que se realizan dichos trabajos. “De ese sistema depende el funcionamiento de toda la maquinaria, escenotecnia, las posibilidades de uso de datos, de videos y de todo lo que existe en el funcionamiento de la práctica artista que ahí ocurre”.

En un inicio, el proyecto fue calculado en 400 millones de pesos, sin embargo, la CFE propuso realizarlo con 30 millones de pesos.

“El público podrá disfrutar de espectáculos de vanguardia porque vamos a poder garantizar el audio, la iluminación, los videos con alta demanda de energía eléctrica sin interrupciones. La garantía de la seguridad  es para el público y la obra artística resguarda en el recinto”, expresó.

PATRIMONIO EN DEMANDA. En la conferencia de prensa también participó Diego Prieto, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien se refirió a la demanda que sostiene la dependencia contra la aseguradora Banorte por no pagar la póliza de los inmuebles históricos afectados en el sismo de 2017.

“Se trata de una demanda que atiende a dos diferencias de interpretación que tenemos tanto el INAH y el Gobierno Federal con la compañía aseguradora. La primera tiene que ver con la cláusula de renovación automática. El seguro establece una suma asegurada de 3 mil 500 millones de pesos por evento y en agregado anual, pero señala que la póliza se renueva automáticamente una vez que se ha reconocido un evento”, detalló Prieto.

El 7 de septiembre de 2017 ocurrió un sismo y se entiende que con esa cláusula de renovación automática, que no establece el plazo para el pago de la prima, se activó, y el 19 de septiembre de 2017 el seguro debe entenderse como renovado, añadió.

“La aseguradora de manera dolosa se esperó hasta principios de 2019 cuando ya había vencido el seguro para decirnos que ellos no iban a reconocer dos eventos, sólo uno porque no reconocen la cláusula de renovación automática y sin atender conciliaciones por más de mil 600 millones de pesos”, explicó Prieto.

La segunda interpretación es que al cubrir 3 mil 500 millones de pesos, la aseguradora agregó el IVA en ese monto, lo cual no fue lo acordado, afirmó el director del INAH.

“Son cerca de 2 mil millones de pesos que esta compañía aseguradora quiere escamotearle al pueblo de México porque el beneficio no es para el gobierno ni para el INAH, es para la sociedad mexicana”, dijo.  

Hasta el momento, añadió Prieto, de 2 mil 340 monumentos afectados, el INAH ha restaurado mil 290, más del 50 por ciento: 68 en Chiapas, 64 en la CDMX, 83 en Guerrero, 12 en Hidalgo, 238 en Estado de México, 172 en Morelos, 192 Oaxaca, 366 en Puebla, 27 en Tabasco, 105 Tlaxcala y 14 en Veracruz.

Comentarios:

Destacado:

+ -