Academia


Tagüeña, Cabrero y ProCienciaMx desmienten a directora del Conacyt

La excoordinadora del Foro Consultivo expuso que hubo total transparencia en empleo de recursos / Exdirector de Conacyt dice que señalamientos son inadmisibles / ProCienciaMx exhibe que actual administración también otorgó fondos a empresas

Tagüeña, Cabrero y ProCienciaMx  desmienten a directora del Conacyt  | La Crónica de Hoy

Elena Álvarez-Buylla hizo múltiples acusaciones en la conferencia matutina del miércoles en Palacio Nacional.

Después de que la directora de Conacyt, Elena Álvarez-Buylla, hizo diversos señalamientos en su conferencia matutina del miércoles en Palacio Nacional, Julia Tagüeña, Enrique Cabrero —ex coordinadora del FCCyT y ex director del Conacyt, respectivamente—, así como la organización de científicos ProCienciaMx, desmintieron sus acusaciones con sustento en información documentada.

La directora de Conacyt acusó de “irregularidades graves” en asignación de recursos al Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) y señaló a Julia Tagüeña de “auto asignarse” recursos mientras fungía como directora adjunta de Conacyt. La científica de la UNAM , quien fue designada recientemente como Premio Nacional de Divulgación de la Ciencia, respondió a través de un comunicado, desmintiendo, en primer término, que el Foro no es objeto de ilegalidad alguna. 

Recordó que el artículo 38 de la actual Ley de Ciencia y Tecnología establece que Conacyt otorgará “los apoyos necesarios para garantizar el adecuado financiamientos del Foro Consultivo…”. En la carta, Tagüeña enfatiza que es falso que la entrega de recursos haya sido irregular, “ya que se hizo en el marco de la ley, al no tratarse de una asociación civil genérica, sino de un ente reconocido en la normativa de ciencia y tecnología”.

Añade que también es falso que los recursos entregados por parte del fideicomiso FOINS a cargo de Conacyt se haya adquirido un inmueble y otros gastos diversos. “La compra del inmueble destinado a las oficinas del Foro Consultivo Científico y Tecnológico fue adquirida mediante recursos autogenerados que nunca tuvieron el carácter de recursos públicos. Inclusive en su momento se comunicó de dicha adquisición a las autoridades en turno del Conacyt recibiendo una opinión favorable como respuesta oficial”.

Sobre la acusación de Álvarez-Buylla sobre que la científica se “autoasignó” presupuesto para el Foro mientras ocupaba un puesto en Conacyt aclaró que es una difamación y especificó que los recursos destinados se sujetan a informes técnicos y financieros periódicos, para después ser auditado externamente. 

Por si fuera poco, ante las acusaciones de “irregularidades graves” de la funcionaria, Tagüeña Parga recordó que el actual Conacyt firmó la carta finiquito de conclusión técnico-financiera favorable el 19 de agosto de 2019, sobre los recursos asignados al Foro Consultivo para el ejercicio 2018 y primer semestre de 2019. “Todas las cuentas del Foro han sido claras y los programas como sus resultados tienen evaluaciones positivas”.

EXDIRECTOR DE CONACYT.

Por otra parte, Enrique Cabrero, en entrevista con José Cárdenas en Fórmula Radio, desmintió los señalamientos realizados por Álvarez-Buylla sobre la ilegalidad en la asignación de recursos en la administración pasada e que incluso habría beneficiado a su esposa, la investigadora del CIDE Ana Díaz, quien fungió como gerente del consorcio Centromet, en Querétaro. 

Lo que va de este gobierno, dijo, han habido ataques permanentes contra la administración pasada de Conacyt, pero sin ninguna afirmación sólida “que tenga un curso de otro tipo. Es falso lo dicho por la directora de Conacyt”. Refirió que su esposa tiene una carrera y méritos propios y que fue nombrada como coordinadora académica por una asamblea de directores que formaron parte de dicho consorcio. 

“Está claro y es transparente (…), estas afirmaciones fueron hechas con muy mala intención, sin fundamento y la directora de Conacyt lo sabe. Esto más bien busca distraer la atención de lo muy poco que ha hecho Conacyt estos dos años, sólo hablan de lo que hicimos anteriormente donde hay mucha difamación y mentiras”. Agregó que evalúan la “posibilidad de una reacción personal” debido al daño moral por las difamaciones de Álvarez-Buylla. 

Sobre las “transferencias” de Conacyt a empresas transnacionales dijo que se tratan de co-inversiones que han buscado el desarrollo de innovación en el país, proyectos sobre los cuales se saben los resultados. “A esta administración puede no gustarle ni estar de acuerdo con la economía del conocimiento y este tipo de co-inversión, pero de eso a que afirmen que fue corrupción y hubo malos manejos es inadmisible”. 

La exposición de Álvarez-Buylla en Palacio Nacional se dio la mañana después de que el Senado aprobó la extinción de fideicomisos. Sobre este punto, Cabrero dijo que la comunidad científica ya sabe qué sucede cuando los recursos se centralizan desde el gobierno. “Quienes tenemos más tiempo en la investigación ya vimos lo que sucede: en las décadas de los 80 y 90 batallamos permanentemente para que Conacyt tuviera flujo de financiamiento para proyectos de investigación; llevar a cabo co-inversiones era muy difícil, por eso se empleó la figura de los fideicomisos, que se utilizan en todo el mundo”. 

Esto fue resultado de la Ley de Ciencia y Tecnología del año 2000, lo cual aplaudió la comunidad científica, puesto que finalmente podrían llevar a cabo proyectos multianuales y no ajustados al año fiscal. “La ciencia de este país se irá a pique sin fideicomisos, lo veremos. No es algo que desee como académico ni como ex director de Conacyt, pero todo apunta hacia esta dirección”.

LOS VENTILADORES DE CONACYT. 

Por otra parte, ante las acusaciones de Álvarez-Buylla sobre malos manejos en los fideicomisos, la red de científicos ProCienciaMx expuso que una de las empresas exhibidas de recibir recursos en la pasada administración, por 147 millones de pesos, también obtuvo financiamiento de la actual administración para uno de los proyectos que la dependencia anunció con bombo y platillo en Palacio Nacional, los ventiladores Conacyt. 

“Más allá de que se tendría que revisar cada convenio y trabajo desempeñado por dichas empresas, llama poderosamente la atención que dentro del programa denominado por el Conacyt como Fordecyt-Pronaces (siendo el Fordecyt uno de los fideicomisos que va a desaparecer), a uno de los proyectos de lucha contra el Covid-19 se le asignó a la misma empresa DTM Tecnologías la cantidad de $168.4 millones de pesos, como se reportó en los proyectos aprobados”. 

Mediante un comunicado, ProCienciaMx pregunta a la directora de Conacyt “¿por qué se realizó una transferencia millonaria, de más cantidad que la del periodo de 2000-2018 a una empresa que ya había sido identificada por el Conacyt como receptora de cuantiosos recursos públicos?, ¿no es parte de la crítica hacer estos convenios empresas privadas-organismos públicos, entonces cómo justifica el convenio actual?, ¿o la crítica es válida solamente cuando se trata de las administraciones pasadas pero no para la actual?, ¿las transferencias a empresas son válidas o no?”.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -