Metrópoli


Venta de piñatas: una tradición que se niega a morir

En el mercado de Jamaica, ubicado en la alcaldía Venustiano Carranza, los artesanos dicen que la elaboración de este producto significativo en las fiestas decembrinas ha pasado de generación en generación

Venta de piñatas: una tradición que se niega a morir | La Crónica de Hoy

La tradición de la elaboración de piñatas en la Ciudad de México es una de las costumbres decembrinas que lucha por perdurar y que el día de hoy en el Mercado de Jamaica se continúa viviendo intensamente, entre papel china de colores brillantes, engrudo y familias que por generaciones han heredado este arte.

Eduardo Martínez por más de 10 años se ha dedicado junto con toda su familia a hacer la tradicional piñata navideña, lo cual además de ser un excelente negocio en esta época se ha convertido en una forma de unir a la familia.

“Desde noviembre empezamos la elaboración de estas piñatas, preparamos el engrudo casero, bien hecho, como antes se acostumbraba, con maicena, agua y dándole duro a las vueltas hasta que quede, y a partir de eso casi casi las piñatas se hacen solitas, porque como familia tenemos esto muy arraigado de generaciones atrás y es uno de los momentos del año en el que podemos reunirnos para hacerlas, pero al mismo tiempo nos unimos, platicamos, reímos y pues lo disfrutamos”, comentó el comerciante.

Las piñatas de diversos tamaños se venden como pan caliente a partir del inicio de las Posadas; los precios accesibles al bolsillo de todo capitalino van desde los 200 pesos hasta los 600, dependiendo del tamaño y capacidad de la piñata.

ELABORACIÓN. El trabajo de los artesanos inicia desde mediados de noviembre con el inflado de las pelotas que se convertirán en el cuerpo de la piñata luego de cubrir con varias capas de periódico en trozos y engrudo.

Unas cinco o siete capas de esta combinación bastan; posterior a ello deben dejarse secar perfectamente, pues hasta una semana toma este proceso.

Diariamente, negocios como el de Lalo o el de Martín, quien también se dedica a la elaboración de piñatas desde hace siete años, elaboran 50 pelotas listas para convertirse, con ayuda del papel china y cartón, en hermosas piñatas.

A partir de que el cuerpo de la piñata está lista, en menos de dos horas las manos de estos artesanos visten las piñatas con diferentes diseños, los tradicionales picos son elaborados con cartón, que es pegado con engrudo y cubierto con más papel china.

La elaboración de una piñata desde cero toma alrededor de una semana.

Comentarios:

Destacado:

+ -