La Crónica de Hoy | Muere Guillermo Arriaga, pilar de la danza contemporánea mexicana

Muere Guillermo Arriaga, pilar de la danza contemporánea mexicana
Redacción | Cultura | Fecha: 2014-01-04 | Hora de creación: 22:47:30 | Ultima modificación: 22:47:30
AUSENCIA. Guillermo Arriaga en su participación en la coreografía Zapata, la cual ha sido representada más de 2000 veces por la CND.

El coreógrafo y Premio Nacional de Ciencias y Artes 1999, Guillermo Arriaga Fernández, falleció ayer a los 87 años de edad, a causa de neumonía. Sus más de 60 años de trayectoria se traducen en un vasto legado –más de 400 coreografías-, donde destaca su obra Zapata con música de José Pablo Moncayo, muy valorada a nivel nacional e internacional.

Su fallecimiento ocurrió alrededor de las 10:30 horas en su domicilio particular en la ciudad de México. El presidente de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, escribió a través de Twitter: “Lamento el deceso de Guillermo Arriaga, un fundador de la danza mexicana contemporánea”. Recordó que su coreografía Zapata fue aplaudida en escenarios de todo el mundo por su dramatismo y militancia.

Mientras que la directora general del INBA, María Cristina García Cepeda, externó su pésame por el fallecimiento del bailarín e informó que la institución que preside rendirá dentro unos días un homenaje póstumo al artista, nacido en la ciudad de México el 4 de junio de 1926.

El coordinador nacional de Danza del INBA, Cuauhtémoc Nájera, señaló que Arriaga fue una figura señera en la danza moderna mexicana, y Zapata, un hito en la historia nacional de esta disciplina.

A las condolencias se sumaron, también vía Twitter, el Instituto Veracruzano de la Cultura (Ivec) y el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), así como el escritor Alejandro Sandoval y el productor y director cinematográfico Guillermo Arriaga.

PERFIL. Nacido en la ciudad de México, en 1926, Guillermo Arriaga fue bisnieto del  abogado constituyente, liberal y federalista Ponciano Arriaga. A los 15 años inició sus estudios de danza y a los 23 comenzó su carrera profesional en el Ballet Nacional de México. Estudió con Anna Sokolow, Waldeen von Falkenstein, José Limón, Doris Humphrey, Margaret Craske, La Meri y Myra Kinch.

Su pasión por la danza lo llevó librar fuertes luchas a favor de la disciplina artística. Una de ésta tuvo su recompensa al ser incluida la danza en el Seminario de Cultura Mexicana en 1942 y figurar en la Academia de las Artes, además en 1982, como director de danza del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), estableció el Premio Nacional de Coreografía Fonapas-UAM (actualmente INBA-UAM).

También fue fundador de grupos y entre éstos destacan lo que hoy se conoce como el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón, del Ballet Mexicano, y con Alejandro Jodorowsky, creador del primer grupo de mimos mexicanos.

Asimismo, fue integrante de la Academia de Danza Mexicana y del Ballet de Bellas Artes del INBA, como coreógrafo, maestro y primer bailarín.

Entre los premios que se le otorgaron, destacan el Nacional de Ciencias y Artes 1999 y académico de número de la Academia de Artes, además de ser condecorado con la Medalla de Oro de Bellas Artes por su labor de 54 años en el INBA y en el 50 aniversario de su coreografía Zapata. 

En agosto de 2011, durante la celebración por sus 85 años de vida, Guillermo Arriaga dijo: “Yo lo único que he hecho es tratar de pagar un poquito a este maravilloso país que amo y profundamente adoro, por lo que me ha dado”. 

“He sido maestro muchos años. Siempre les digo: ustedes nunca serán ricos; esto es una vocación y si la tienen de verdad, cúmplanla, y si esto no es su camino, entonces búsquense otra chamba”, añadió Arriaga en esa ocasión.

CARRERA. Guillermo Arriaga fue un prolífico artista. Además de bailarín y coreógrafo, destacó, además, como compositor, escritor, investigador y promotor cultural. Pero el cénit de su carrera fue Zapata, estrenada mundialmente en 1953 en Bucarest durante el Festival Mundial de la Juventud Democrática y que ya fue representada más de 2000 veces por la Compañía Nacional de Danza.

Además, es autor de piezas coreográficas cortas para distintas series de televisión en México y el extranjero; coreografías para cine, ópera, teatro y más de 60 obras de repertorio para diversos grupos folklóricos, Arriaga marcó su estilo personal en sus obras como El sueño y la presencia (1951), La balada mágica (1952), Cuauhtémoc (1954) y La recepción del fuego olímpico en Teotihuacán (1968).

Los restos mortales de Guillermo Arriaga fueron velados en la funeraria J. García López-Casa Pedregal, de la colonia San Ángel.

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems