Bienestar


Cáncer de mama, primera causa de muerte en mujeres en edad reproductiva

La Asociación de Salud y Bienestar Social de la Mujer y su Familia A.C. (ASBIS), lanza la campaña de sensibilización femenina “#JuntasATiempo”, para concientizar a las mujeres sobre la importancia de preservar sus vidas con un diagnóstico temprano del cáncer de mama

Cáncer de mama, primera causa de muerte en mujeres en edad reproductiva | La Crónica de Hoy

Cada día entre una o dos mujeres mueren en el país a causa del cáncer de mama, con lo que este padecimiento se ha convertido en la primera causa de muerte en mujeres en edad reproductiva, informó Alejandro Zentella Dehesa, investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBO) de la UNAM. 


El cáncer de mama, abundó, se ha convertido en el primer problema oncológico a nivel nacional, el cual desde hace ocho años ha superado al cáncer cérvico-uterino, y aunque se ha logrado darle mayor difusión a este padecimiento —lo cual ha esto ha permitido que en la actualidad las mujeres reciban más atención y existan mejores esquemas de tratamiento gracias a una clasificación universal de los subtipos de cáncer—, lo cierto es que la mortalidad en nuestro país por esta causa no disminuye significativamente. 

 

En el marco del Día Internacional de lucha contra el Cáncer de Mama —que se conmemora este 19 de octubre—, destacó que datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), refieren que a nivel mundial cada año se producen 1.38 millones de nuevos casos y 458 mil muertes por este padecimiento, en tanto que la incidencia aumenta en los países de ingresos bajos y medios, debido al incremento de la esperanza de vida y de la urbanización, así como a la adopción de modos de vida occidentales. 
 

Ante ello, la Asociación de Salud y Bienestar Social de la Mujer y su Familia A.C.  (ASBIS), lanza la campaña de sensibilización femenina  “#JuntasATiempo”, para concientizar a las mujeres sobre la importancia de preservar sus vidas con un diagnóstico temprano del cáncer de mama, e inspirarlas sobre el autocuidado, adoptando hábitos saludables que les permitan tener una vida sana y así incentivarlas a lograr su metas y sueños. 

 

Ello, debido a que la mayoría de los casos se observa después de los 40 años; sin embargo, en los años recientes se ha comenzado a observar un aumento de casos en mujeres que rondan los 30 años. 

En este sentido, se recordó que a diferencia de otros tipos de cáncer, el de mama se puede prevenir si se detecta en etapas tempranas; por eso es importante tomar en cuenta los factores de riesgo, entre los que se encuentran: tener una edad mayor de 35 años, obesidad y sobrepeso, falta de actividad física, consumo de tabaco y alcohol, y antecedentes familiares, sobre todo si existen casos de cáncer de mama en familiares en línea directa: madre, hermanas o hijas. 

 

Para poder lograr una detección temprana y un tratamiento oportuno, se recordó que las mujeres deben realizar una exploración mamaria, exámenes clínicos anuales después de los 25 años, y mastografía anual después de los 40 años. 

 

El profesor Alejandro Zentella resaltó que en la UNAM hay un Programa de Investigación de Cáncer de Mama, cuyo principal objetivo es trasladar conocimiento que se genera en los laboratorios del IIBO a sus sedes periféricas de los institutos nacionales de salud y en hospitales. 
 

“Es común que los estudios básicos se realicen en cultivos de células o en modelos de ratones. Pero la traslación a los humanos no se puede hacer si no se tiene la colaboración de médicos clínicos que estén viendo pacientes, por eso practicamos la medicina trasnacional, que va del laboratorio a la clínica y viceversa y hasta ahora el programa universitario tiene cuatro estrategias para estudiar el cáncer de mama, a partir de su nivel más básico. 
 

La primera es establecer una relación entre el cáncer de mama y alteraciones metabólicas ligadas a la obesidad y al sobrepeso, estudio que se realiza en colaboración con la Clínica de Obesidad y Trastornos de la Conducta Alimentaria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ). 


“Hemos encontrado que mujeres con sobrepeso y obesidad que empiezan a tener problemas con la respuesta a la insulina y toman metformina, desarrollan un suero neutralizante del tumor en un bioensayo que tenemos montado in vitro”, comentó, al tiempo que refirió que se realizan diversos estudios en cuanto al cáncer de mama, aunque una de las medidas de detección oportuna más difundida es que todas las mujeres mayores de 25 años exploren sus mamas después de menstruar, tratando de encontrar alguna bolita. Ante la presencia de ésta, se debe acudir a evaluación médica. 
 

Para lograr un diagnóstico temprano y aumentar la sobrevida, es importante realizar autoexploración de las mamas a partir de los 20 años de edad, al menos una vez al mes, realizar mastografía cada dos años en mujeres mayores de 40, y en menores de 50 con antecedente familiar de cáncer de mama. 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: