Opinión


Celebran misas por el Día del Médico

Celebran misas por el Día del Médico | La Crónica de Hoy

El pasado viernes 23 de agosto se celebró en México el Día del Médico, una justa fiesta que, en estos tiempos de pandemia de Covid 19, se ha resaltado su importancia a nivel mundial, y la urgente necesidad de invertir en todas sus especialidades y en la infraestructura hospitalaria de todo el país.

Para festejar este día, la Arquidiócesis Primada de México celebró una misa en áreas abiertas de las instalaciones del Hospital General de México, Dr. Eduardo Liceaga, que fue presidida por el obispo Héctor Mario Pérez, quien estuvo acompañado por varios capellanes que de manera permanente atienden a los enfermos, entre ellos: Roberto Funes, Adrián Lozano y Andrés Esteban López.

De manera coincidente, hubo otra misa en la Antigua Basílica de Guadalupe, celebrada por el mismo obispo, con motivo de los 45 años de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Anáhuac – México, que en estos años ha forjado a 5 mil profesionistas y actualmente estudian en sus dos campus, 2 mil personas. A esta ceremonia asistieron egresados, profesores, invitados especiales todos vestidos de blanco y con batas, y el Rector de la Universidad, el Padre Cipriano Sánchez.

En estas ceremonias religiosas se recordó que San Lucas Evangelista fue médico de profesión, y que Jesús realizó varias curaciones milagrosas, de enfermedades no tan solo del cuerpo sino del alma, y que dio esa misma instrucción a sus apóstoles.

En la historia de la Iglesia, varios santos ejercieron la medicina o apoyaron proyectos sanitarios, entre los que se puede mencionar a San Cosme y San Damián; san Pantaleón, San José Moscati, San Gregorio Hernández, san Martín de Porres, el Padre San Pío de Pietrelcina, y de igual modo han existido enfermeras como la mexicana Santa María de Jesús Sacramentado Venegas.

En su homilía, Mons. Héctor Mario Pérez dijo que “este hospital se ha convertido en un lugar clave en medio de un campo de batalla, donde nos enfrentamos a un enemigo que, por más esfuerzos que se han hecho, no hemos logrado entenderlo al cien por ciento.”

El sr. Obispo hizo un reconocimiento al trabajo de los médicos y de todo el personal que trabaja en los hospitales, y dio un mensaje esperanzador a todos los asistentes, así como a los enfermos y a sus familiares: “Necesitamos la esperanza de la medicina, también la esperanza espiritual que nos dice que un día volverá a salir el sol, y podremos ver esta pandemia como parte de la historia, y celebrar una misa de acción de gracias porque habrá quedado atrás, y también por el recuerdo de quienes se quedaron en el camino”.

En el mismo plano de la fe, el Movimiento Laical Unión de Voluntades ha llevado varias veces a distintos hospitales de Covid 19, imágenes de la Virgen de Guadalupe y del Señor de la Misericordia, y ha organizado en rezo del rosario en las afueras de estas instalaciones, a las que se suman familiares de los enfermos.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES


LO MÁS LEÍDO